El cambio climático, la desertificación y la sequía están relacionados con los problemas de nutrición.

---------


El Gobierno afirmó que si bien aún falta mucho por hacer en la Guajira para reducir la desnutrición y minimizar los efectos del cambio climático, resaltó el trabajo del programa Mundial de Alimentos (PMA) en esta región del país.

“El cambio climático, la desertificación y la sequía están fuertemente relacionados con la inseguridad alimentaria y nutricional en la Guajira; se debe trabajar conjuntamente para ayudar a estas comunidades” dijo Deborah Hines, representante en Colombia del PMA.

Entre tanto, el Departamento para la Prosperidad Social (DPS) del Gobierno señaló que la intervención de esta entidad en esta región corresponde a los “desafíos del cambio climático en la Guajira”.

“En la Guajira la sequía y los efectos climáticos no han llegado a su fin, incluso se predice que el Fenómeno del Niño continuará en el invierno del 2015 al 2016 en el Hemisferio Norte”, explicó Tatyana Orozco, directora del DPS.

El PMA espera entregar este año cerca de 20 mil raciones de comida que impactarán a unas 5 mil familias de la Guajira para paliar la dura situación de cambio climático y desnutrición.