Foto: AFP

En comunicado conjunto desde La Habana, se anunció que el Gobierno colombiano y las Farc lograron un acuerdo recíproco para acordar un cese el fuego bilateral y definitivo. Desde la capital cubana, el jefe del equipo negociador, Humberto de la Calle Lombana, dijo que en virtud de ese acuerdo la guerrilla de las Farc ha anunciado un cese unilateral del fuego a partir del próximo 20 de julio.   Asimismo, De la Calle dijo que el Gobierno pondrá en marcha distintas medidas para desescalar las acciones militares.   Reiteró que el Gobierno hará seguimiento al cumplimiento que la guerrilla haga de esos acuerdos y recordó que es deber constitucional de las fuerzas militares y del Estado cumplir con sus funciones constitucionales.   En el comunicado, el Gobierno y las Farc anunciaron que acordarán los términos del cese el fuego y de Hostilidades bilateral y definitivo y dejación de Armas, así como un sistema de monitoreo y verificación.   Según las partes, para este propósito solicitarán “el acompañamiento en la sub comisión técnica de un delegado del Secretario General de Naciones Unidas y un delegado de la presidencia de UNASUR (actualmente Uruguay), con el fin de que contribuya a poner en marcha la discusión sobre el sistema de monitoreo y verificación y a preparar desde ahora su implementación”, señala el comunicado conjunto.   En este sistema de verificación podrían participar otras organizaciones y países, según lo decidan el Gobierno y las Farc.   Plan para desescalar el conflicto   El Gobierno anunció que pondrá en marcha, el próximo 20 de julio, un proceso de desescalamiento de las acciones militares “en correspondencia con la suspensión de acciones ofensivas por parte de las Farc”.   De esta manera el ejecutivo responde al anuncio de la guerrilla de mantener el cese el fuego unilateral que también entrará en vigencia el 20 de julio.   Según el comunicado conjunto, el Gobierno Nacional y sus instituciones, en cumplimiento de sus obligaciones constitucionales, continuarán garantizando la protección de todos los colombianos y el cumplimiento de la ley en todo el territorio Nacional.   “El Gobierno continuará persiguiendo el delito y en ningún caso tolerará que ninguna organización al margen de la ley ejerza coerción sobre las comunidades mediante el uso de las armas. En cumplimiento de lo anterior el Gobierno Nacional promoverá el respeto y garantizará el libre ejercicio de los derechos fundamentales de todos los colombianos y las colombianas”, señala el documento.   Además, las partes acordaron que en cuatro meses, a partir de la fecha, cada una de las delegaciones hará una primera evaluación tanto del cumplimiento de estas medidas de desescalamiento, como de los resultados de los esfuerzos para agilizar los avances de la Mesa de conversaciones.   “Lo anterior sin perjuicio de la posibilidad de dar inicio al Cese al Fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo, si se llega a un acuerdo”, agrega el comunicado conjunto.   Finalmente, el Gobierno Nacional y las Farc anunciaron que intensificarán, sobre la base de un cronograma, la implementación de medidas de construcción de confianza.   Tras conocerse el anuncio, el presidente Juan Manuel Santos se pronunció mediante su cuenta de Twitter, señalando que dichos acuerdos son un paso importante para la paz.   "Anuncios de negociadores en La Habana son un paso importante para avanzar en acuerdos. A las 8 pm en alocución me referiré a sus alcances", escribió el mandatario.