Los Organismos de Emergencia del país reportaron que el recrudecimiento de las lluvias en gran parte del territorio nacional, está ocasionando graves inundaciones en regiones como Cundinamarca, Guajira, Magdalena, Santander, Chocó y la Costa Caribe. Riohacha inundada Autoridades de Socorro y prevención en La Guajira adelantan el censo para determinar los daños que han dejado las lluvias en algunas localidades de la península. Riohacha, capital de este departamento, estaría entre las más afectadas con aproximadamente el 50% de su cabecera municipal inundado. En horas de la tarde, las autoridades de socorro se reunirán para evaluar los daños registrados y enviar el reporte a la Unidad de Gestión de Riesgo de Desastre, quienes adelantan además algunas actividades preventivas, en zonas que aún no se ven afectadas por las lluvias. Por otro lado, el sistema de alerta temprana de La Guajira indica que la jornada continuará con condiciones meteorológicas muy deterioradas y favorables para que nuevamente se registren precipitaciones de muy fuerte a torrenciales con tormentas eléctricas por la interacción continua del sistema de baja presión ahora con un 50% de convertirse en un ciclón tropical en las próximas 48 horas y un frente frió en el Mar Caribe, para hoy se espera cielo totalmente nublado con lluvias fuertes a torrenciales a lo largo del día y la noche en las zonas norte, zona media (Riohacha), sur del Departamento y Sierra Nevada cielo. Evacuaciones en Santander  Ante la amenaza que representaba la creciente del río Suratá consecuencia de las lluvias las autoridades ordenaron a varias familias de asentamientos evacuar por prevención. Según el director de Gestión de Riesgo de Bucaramanga Luis Ortega Martínez hay varios sectores cercanos al café Madrid que necesitan ser desalojados por la creciente del río Suratá, como  Villa Alicia, Puente Nariño a la espalda de Villas de San Ignacio, y se hace la evacuación para evitar emergencias. “Es por eso que consecuencia de la crecida del río Suratá se afectó un asentamiento que se llama las Palmas y por eso se le hizo el llamado a la comunidad para desalojara el sitio, las viviendas que están ubicadas en el sector se encuentran en estado muy precario y por eso se ordenó el desalojo” señaló Luis Martínez. “También por las lluvias, el cuerpo de Bomberos nos reportó que en la calle 51 con 31 en el norte producto del colapso una red de alcantarillado se inundó una vía pública, se afectó una vivienda, pero unidades de bomberos realizaron el trabajo constante y rápido de atender este caso” agregó el funcionario. “Hemos venido trabajo directamente con las comunidades sobre los planes de gestión de Riesgo, allí se ha capacitado a la gente para que en caso de inundación se acerquen a salones comunales o sitios seguros para refugiarse mientras llegan los organismos de socorro para atender las emergencias Finalmente el director de Gestión de Riesgo de Bucaramanga señaló que estarán muy atentos con las comunidades ante las fuertes temporadas de lluvias que se aproximan. Más de mil damnificados el Magdalena Por efecto de las fuertes lluvias de las últimas horas y los desbordamientos de algunos ríos, más de mil familias han resultado damnificadas en algunos corregimientos del municipio de Zona Bananera en el Magdalena. Según Holmes Echeverría, alcalde de la población: “tenemos completamente inundado el corregimiento de Guacamayal, parte de lo que es Río Frío y el balneario, los barrios El Bajo y Las Malvinas, la Vereda de Macondo de Sevilla y la Vereda La Aguja”. Los organismos de socorro como Bomberos, la Defensa Civil y todo el equipo de funcionarios de la alcaldía han activado todos los sistemas de apoyo y asistencia humanitaria a la población. En este sentido el mandatario municipal confirmó que, “estamos muy atentos a la situación y evacuando a las familias que se encuentran afectadas, igualmente vamos a habilitar los albergues, darle alimentación a las familias y las ayudas humanitarias de manera inmediata para poder socorrer la emergencia de quienes han perdido todo en el día de hoy”. Gran parte de las viviendas afectadas por el fenómeno natural quedaron completamente cubiertas por el nivel del agua, así mismo se reporta la pérdidas y daño de enseres, muebles y electrodomésticos. Alertas en ríos de Cundinamarca El gobernador de Cundinamarca, Jorge Emilio Rey Ángel, tomó medidas en coordinación del Consejo Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres (CDGRD) para prevenir efectos por la temporada de lluvias que se avecina. Roberto Salazar, director de la Unidad de Gestión del Riesgo departamental, indicó que se trata de una alerta amarilla en la cuenca media del río Bogotá y una alerta naranja en la cuenca baja del río Bogotá, además de una alerta naranja generalizada en la cuenca del río Sumapaz. La medida se decreta debido a las  intensas lluvias de los últimos días sobre el departamento, con base en las alertas emitidas por el IDEAM y en las recomendaciones dadas por la Corporación Autónoma Regional (CAR) y posterior a la reunión extraordinaria del CDGRD. La declaratoria también insta a todos los municipios que se encuentra en las zonas ribereñas de estas cuencas para que activen sus Comités Municipales de Gestión de Riesgos y Desastres (CMGRD) y  desarrollen las siguientes actividades:

  • Activar los Planes de Emergencia y Contingencia para la segunda temporada de lluvias del 2016.
  • Ubicar los puntos críticos y definir los mecanismos de vigilancia, alerta máxima y evacuación, con base en los censos y mapas de riesgo.
  • Realizar un inventario de recursos humanos, técnicos, económicos, en equipos, en instalaciones e insumos de emergencia.
  • Preparar los operativos para una posible evacuación.
  • Informar a la comunidad sobre los sistemas de aviso en caso de emergencia.
38.000 afectados en Antioquia

El Departamento de Atención, Prevención y Recuperación de Desastres, Dapard, reportó que la segunda temporada de lluvias ha causado en Antioquia la muerte de 32 personas,  han afectado  a 1.165 viviendas y 9.967 familias afectadas, para un total de 38.640 antioqueños damnificados.

La mayoría de afectados se encuentra en Caucasia, Bajo Cauca antioqueño, donde se han reportado inundaciones por el río Cauca y los caños afluentes, afectando a 30.327 habitantes.

Es por eso que en el departamento se mantienen 28 alertas, según el director del Dapard, Mauricio Parody, para prevenir que la temporada de lluvias, que está por culminar, afecte este fin de semana a más antioqueños.

"Estas alertas son o por posibilidad de inundación o por crecientes. Las más importantes son en el municipio de Copacabana que tenemos una alerta roja que continúa la probabilidad de deslizamiento y alertas naranjas por el mismo concepto con los municipios de Nariño y Argelia".

Según el reporte del departamento de gestión del riesgo, 56 eventos corresponden a vendavales, seguido de 26 por inundaciones y 33 deslizamientos.

Por todas estas afectaciones, en Antioquia ya se han entregado más de mil 426 millones de pesos en ayudas humanitarias.