La Asociación Colombiana de Ingenieros de Petróleos (Acipet) se refirió a la polémica por el otorgamiento de la licencia ambiental a la empresa Hupecol para explorar crudo en la zona de La Macarena, Meta, por parte de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, Anla. Según el gremio, “lo realmente preocupante de esta situación es el mensaje de inestabilidad jurídica que se transmite a la industria petrolera". Para Acipet "es una falta de respeto para los posiblemente cientos de profesionales colombianos de múltiples disciplinas que durante cuatro años o más dedicaron sus esfuerzos y su conocimiento para encontrar un justo equilibrio entre lo solicitado y lo que se podía conceder con absoluta seguridad de no estar atentando contra el medio ambiente”. El gremio pidió por lo tanto reconsiderar la licencian suspendida a Hupecol, "teniendo en cuenta las aclaraciones sobre la ubicación del bloque en La Macarena". Recalcó que la zona de exploración “no coincide con la cuenca hidrográfica de Caño Cristales y está a 68 kilómetros” de este ecosistema. Insistió en que “no se puede echar por la borda un estudio profesional que se ha evaluado por expertos en materia ambiental y social durante cinco años, sin tener fundamentos técnicos por la contraparte, además en un debate donde no se conocen las conclusiones de estos expertos y que finalmente la Anla siendo la autoridad competente aprueba el licenciamiento de acuerdo a la normatividad vigente”. La Anla debe definir esta semana si acepta la solicitud del gobierno de revocar la licencia o si por el contrario la confirma.