Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Venezolanos migrantes
AFP

Tras el anuncio del Gobierno de mantener la política de no exigir pasaporte a los emigrantes que ingresan al país a través de la frontera, huyendo de la crisis que enfrenta Venezuela, los gremios económicos urgieron al Gobierno para que adelante un plan de choque que permita controlar la inseguridad y los altos índices de informalidad.

Según el presidente de Fenalco Bogotá, Juan Estebán Orrego, es necesario que el Gobierno expida un documento para tener identificados a los venezolanos que están en Colombia con el fin de combatir la inseguridad.

" Si de verdad se le quiere ayudar a esta población, se requeriría que el Gobierno colombiano expidiera un documento para tenerlos identificados, inclusive cada vez que se encuentren ciudadanos venezolanos delinquiendo en Colombia. Con ese documento se pueden deportar y prohibirles la entrada a nuestro país", dijo el dirigente gremial.

En el mismo sentido, Orrego señaló que las autoridades deben deportar a los extranjeros que se encuentren delinquiendo en el país y prohibirles de nuevo el ingreso para que no se dispare la inseguridad.

" Lo que se debe es buscar la formalidad de los ciudadanos que ingresan al país, tener un documento para identificarlos y mantenerlos bajo control para que no se llene el país de delincuentes", añadió.

Ayuda internacional

Por su parte, la presidente del gremio de las pequeñas y medianas empresas (Acopi), Rosmery Quintero, señaló que aunque la decisión del Gobierno colombiano de no solicitar pasaporte a los venezolanos es una medida humanitaria, traerá repercusiones negativas desde el punto de vista social y económico, ya que "se incrementará la inseguridad, el desempleo y la informalidad".

La dirigente gremial insistió que Colombia debe buscar ayuda a través de cooperación internacional con los organismos multilaterales de manera urgente.

Las preocupaciones

Cabe recordar que en el documento presentado por el Consejo Gremial al nuevo Gobierno, los empresarios urgieron la implementación de una política pública para hacer frente a la masiva llegada de ciudadanos venezolanos que está generando una crisis social.

"Se necesitan desarrollos en política pública que suavicen el choque para hacer frente a la situación y evitar que la crisis tenga repercusiones negativas y permanentes sobre el desarrollo de la economía del país. El Estado debe diseñar e implementar políticas concretas en el corto plazo, que permitan dar un buen manejo a la crisis humanitaria", señala el documento presentado por el Consejo Gremial.

Los empresarios alertaron que la llegada masiva de emigrantes requiere la atención del sistema de salud para evitar dificultades en materia de salud pública.

Igualmente, señalaron que existen presiones sobre el mercado laboral y la seguridad social y agregaron que "teniendo en cuenta que una gran proporción de los emigrantes venezolanos no poseen un Permiso Especial de Permanencia, que les permitiría trabajar en condiciones formales, se evidencian fuertes incentivos hacia su contratación informal por salarios inferiores a los pagados a los ciudadanos colombianos".

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.