Un empresario gringo protagonizó escena romántica en el río Sinú  tras  alquilar un planchón para ofrecerle matrimonio a una  monteriana  que conoció  por internet. Desde Nueva York conversaba  a través de las redes sociales con  su amiga y con el paso del tiempo  pasaron a ser  novios. Sin embargo, el norteamericano tomó la decisión de viajar a la capital de Córdoba y sorprender a su amada. “El empresario tenía pensado hacer ceremonia en Cartagena y  Barranquilla pero se decidió  por Montería” Lis Arlet Corrales López, trabajadora  del planchón   fue testigo de esta  sorpresa. Un niño fue aliado del  gringo para que su amada ingresara al plachón sin levantar sospechas “La mujer monteriana no lo podía creer su novio por internet lo tenía de rodilla  frente a ella expresando su deseo de casarse  en la mitad del río Sinú”agregó. Varios novios han declarado su amor en el  planchón La Esmeralda, el único con energía solar  que funciona en  Montería.