La Fiscalía General y la Policía Metropolitana de Cali iniciaron las investigaciones para establecer los orígenes de las amenazas en contra de la directora de la Unidad de Víctimas del Valle del Cauca, Fabiola Perdomo y otros seis funcionarios de esa entidad. A través de un grupo especial se analiza la divulgación de un panfleto firmado por un grupo denominado ‘Autodefensas Gaitanistas de Colombia’ en el que declaran como objetivos militares a varios de los empleados de la Unidad de Víctimas en esa región, entre los que se encuentra Perdomo. “A partir de la fecha varios funcionarios están en la mira”, puntualiza el escrito, en el que también advierten de un plazo máximo de 36 horas para abandonar el país. Fabiola Perdomo, esposa del exdiputado Juan Carlos Narváez, secuestrado y muerto en cautiverio por las Farc hace diez años, explicó en RCN Radio que por orden de la oficina central en Bogotá se abstiene de dar declaraciones. Sin embargo, aseguró que toda la información del caso está en manos de las autoridades judiciales. Gobierno condena amenazas La Unidad para las Víctimas rechazó las amenazas contra varios funcionarios y contratistas del organismo, en especial contra la directora regional Fabiola Perdomo, por parte de las bandas criminales. Según indicó la entidad, estos hechos ya fueron denunciados ante la Fiscalía Seccional de Cali y puestos en conocimiento de la Policía Metropolitana de Cali. El organismo informó que por instrucciones de la Dirección General de la Unidad, la oficina jurídica de la institución trabaja de la mano con la Fiscalía para investigar este caso, el cual fue considerado de alto interés por esta institución de justicia. "La Unidad para las Víctimas rechaza todo tipo de amenaza contra la vida y libertad, no solo de sus trabajadores, sino de cualquier persona", afirmó el organismo en un comunicado.