Cargando contenido

Hace 30 años Guillermo Alfonso Jaramillo, hoy alcalde electo de Ibagué, era representante a la cámara y advirtió lo que podía suceder en Armero (Foto: RCN La Radio)

El alcalde electo de Ibagué, quien era representante a la cámara, responsabilizó al gobierno del presidente Belisario Betancur de la tragedia de 1.985.Jaramillo Martínez adelantó en septiembre de ese año un debate en la cámara para que el gobierno nacional respondiera ante las advertencias que un estudio de Ingeominas (hoy Servicio Geológico Colombiano) presentaba sobre la actividad del volcán nevado del Ruíz.

"En su momento nos llamaron los pastorcitos mentirosos y los jinetes del apocalipsis porque nos preocupaba lo que podía pasar. Pese al riesgo y la preocupación del entonces alcalde de Armero, Ramón Rodríguez, nadie nos escuchó.
Yo dije que Armero podía desaparecer y así quedó consignado en los anales del congreso, pero al gobierno no se interesó por el tema y no hizo nada por prevenir la tragedia", afirmó Jaramillo.

Afirmó que 30 años después es claro que hay responsables de la sucedido en Armero pero la muerte de 25 mil personas aún está en la impunidad.
"No hay explicación para que el presidente Belisario Betancur y su ministro de minas y energía, Iván Duque Escobar, no hubieran actuado si conocían el estudio de Ingeominas y dos mapas de riesgo elaborados por el Instituto Geográfico Agustín Codazzi. Así como en el Palacio de Justicia, el gobierno de Betancur hizo caso omiso ante la gravedad de la situación que se vivía en ese momento", puntualizó Guillermo Alfonso Jaramillo.

Finalmente, dijo que guarda la esperanza que por lo menos tres décadas  después el Estado pida perdón a las víctimas y al país por la mayor tragedia natural en la historia de Colombia que se podía haber evitado.