El futuro judicial y político del magistrado Jorge Pretelt podría quedar definido hoy en la plenaria del Senado que votará si el funcionario judicial debe ser o no retirado de su cargo en medio del proceso que se le sigue por presunta corrupción en la Corte Constitucional. Fuentes consultadas por RCN Radio afirman que como están las cosas, habría las mayorías en la corporación para despojar de su fuero a Pretelt con el fin de que responda en juicio penal ante la Corte Suprema por el delito de concusión. Se ha conocido que un sector mayoritario del Partido Conservador, con excepción de unos pocos, habría tomado la decisión de votar en contra de Pretelt. Sin embargo, buscarán la manera de que no haya juicio disciplinario de indignidad en el Congreso, sino que todo el proceso ya quede en manos de la sala penal del alto tribunal. En ‘la U’ también hay interés de que el magistrado Pretelt sea juzgado por la Corte. El presidente de la colectividad, Armando Benedetti, afirmó que los integrantes del partido podrán votar a conciencia. “Mi posición personal es que hay que aceptar el informe que trae la Comisión de Instrucción, hay que votar el levantamiento del fuero, es obvio que hubo tráfico de influencias, recuerde que este no es un juicio judicial, sino político y por lo tanto desde el punto de vista político estoy de acuerdo con levantarle el fuero lo más rápido posible”, manifestó. El Partido Liberal también está en contra del magistrado Jorge Pretelt. Incluso, el propio funcionario y su abogado han denunciado que el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo (liberal), ha estado presionando para que el Senado lo retire de su cargo. Pretelt y su abogado no podrán hablar en la plenaria Pese a los reclamos del abogado Abelardo de la Espriella, la mesa directiva del Senado mantuvo la decisión de no permitir su intervención en la plenaria. El argumento del presidente del Congreso, Mauricio Lizcano, es que se trata de un simple trámite que debe cumplirse en desarrollo del proceso en dónde no cabe la defensa del magistrado Jorge Pretelt. La mesa directiva considera que De la Espriella tendrá todo el derecho de abogar por su cliente durante un eventual juicio penal en la Corte Suprema y en un posible juicio de indignidad en el Senado. El procurador Alejandro Ordoñez también estará presidente en la sesión, pero al parecer, tampoco podrá intervenir.