Cargando contenido

"Recibí una llamada de Andrés señalando que por orden de la jueza 73 de control garantías se había librado una orden de captura en su contra, la cual se está haciendo efectiva", indicó el abogado Alzate.

Andrés Sepúlveda es señalado de un presunto caso de espionaje a funcionarios y exfuncionarios del Gobierno, al igual que a varios jefes guerrilleros que integran el proceso de paz en La Habana (Cuba).

El abogado de Sepúlveda dijo que su cliente comparecerá ante el juez 73 de garantías y en las próximas 36 horas será legalizada su captura.

Explicó que la nueva detención se produce después de que el fiscal general, Eduardo Montealegre, entablara una denuncia penal contra la jueza Teresita Barrera por haber ordenado la libertad de Sepúlveda.

Señaló que su cliente no ha buscado una negociación con la Fiscalía sobre colaboración con la justicia y que hasta el momento no ha aceptado haber cometido ningún delito, pese a que el organismo lo ha sindicado de hacer seguimientos e interceptaciones ilegales.

"El reconocimiento de una responsabilidad penal se hace ante los jueces y no ante la Fiscalía, ni ante los medios de comunicación", anotó el abogado Alzate al desvirtuar versiones según las cuales ya habría aceptado cargos.

La libertad

Previamente, la juez décima con función de control de garantías de Bogotá tumbó la medida de aseguramiento que pesaba en contra de Andrés Fernando Sepúlveda y lo había dejado en libertad.

La juez precisó que la decisión fue tomada debido a que la Fiscalía General de la Nación no entregó al momento de la imputación de cargos, suficientes elementos materiales probatorios que permitieran inferir la vinculación directa de este hombre con el presunto caso de espionaje en el que está involucrado.

"Los elementos incautados por los dominios territoriales de Sepúlveda siguen en estudio (...) La gravedad de los delitos permitirían inferir que cualquier lugar sería propicio para que esta persona continuara con sus actividades ilegales. Sin embargo, lo que se puede inferir es que la Fiscalía no sustentó de manera debida los vínculos de este hombre con un presunto caso de espionaje", argumentó la juez.

Vale la pena recordar que Andrés Fernando Sepúlveda seguirá vinculado con el polémico caso, luego de que la Fiscalía le imputara al hombre los delitos de concierto para delinquir, espionaje, acceso abusivo a redes informáticas e interceptaciones ilegales, por los que podría pagar una condena de hasta 30 años de prisión, de ser hallado culpable.

Por su parte, Bernardo Alzate abogado del presunto hacker Andrés Sepúlveda, indicó que en su decisión la juez no sólo revocó la medida de aseguramiento, sino que también anuló la imputación de cargos contra su defendido.

"La decisión más importante es que se revoca la medida de aseguramiento y se decreta la nulidad de la imputación precisamente por las consideraciones que ya fueron de conocimiento público que hizo respecto a las actuaciones de la Fiscalía", dijo.

Agregó que "simplemente consideró que no se habían presentado elementos probatorios ni evidencia que claramente garantizara que se tuviera contra un ciudadano una medida de aseguramiento y detención preventiva de la libertad (...) Con este caso lo que se demuestra es que la Justicia está garantizando los derechos fundamentales de una persona".