Foto: AFP

El presidente Juan Manuel Santos ordenó este miércoles el regreso de Quito del equipo del Gobierno que negocia la paz con el ELN, luego de que la guerrilla reanudara las acciones terroristas horas después de concluir un cese bilateral del fuego. El Gobierno y el ELN tenían previsto instalar este miércoles en la capital ecuatoriana la quinta ronda de diálogos de paz, un día después de concluido el alto el fuego bilateral que estuvo en vigor desde el 1 de octubre del año pasado hasta la media noche del martes. Ante la crisis en la negociación en los diálogos de paz, los candidatos presidenciales se han referido al tema para en general rechazar los ataques guerrilleros. El exministro Humberto De la Calle dijo: “como colombiano rechazo contundentemente los actos terroristas del ELN. Les exijo seriedad y respetar lo acordado, y al Gobierno no desanimarse y seguir con los diálogos que son el mejor camino para la paz”. Al respecto, el exvicepresidente Germán Vargas Lleras dijo: “No es con amenazas, con actos terroristas o con más dolor y muerte que el ELN le debe pedir al país que el cese al fuego se mantenga. Son las acciones de estos grupos lo que extingue la voluntad de paz y las negociaciones y no otra cosa”. En el mismo sentido, el senador uribista Iván Duque sostuvo: “La Fuerza Pública no puede seguir paralizada mientras el ELN comete masacres y recluta niños, lo que constituye violación a las obligaciones del Estado colombiano en materia de garantía de los derechos humanos”. Frente al tema, la exministra Marta Lucía Ramírez indicó: “Siempre he insistido que, si no hay una negociación con condiciones serias, lo que tendremos es un proceso de claudicación del Estado de Derecho colombiano”. Igualmente, el exprocurador Alejandro Ordóñez manifestó: “Si el ELN realmente quiere paz pues que deje de matar, de secuestrar, de extorsionar y que entregue las armas. Eso deberían pedir sus cómplices de izquierda, que hoy reclaman a gritos la ampliación del cese bilateral. Sin autoridad no hay nada. La paz es fruto de la justicia”. A propósito del tema, el exgobernador Sergio Fajardo recalcó: “El ELN pretende tener ‘demostración’ de un poder que no han tenido, no tienen ni tendrán”. Ante la crisis, el exalcalde Gustavo Petro dijo: “No se dejen ganar de las armas y la ceguera, de los odios que han envenenado la historia de Colombia. El único camino decente es la paz, señores del ELN”.