Cargando contenido

En Colombia han sido asesinados 117 dirigentes en el último año, según las comunidades indígenas.

Líderes sociales
Aseguran que el 80% de los asesinatos corresponden a integrantes de organizaciones campesinas y  étnicas.
Foto: Colprensa

El consejero mayor de la Organización Nacional Indígena de Colombia  (Onic), Luis Fernando Arias, afirmó en RCN Radio que cada día está creciendo el asesinato de líderes indígenas en diferentes regiones del país.

“Desafortunadamente tengo que decir que durante este último año han sido asesinados 117 dirigentes indígenas a lo largo y ancho de Colombia, que se han concentrado fundamentalmente en la región occidente del país; estoy hablando de los departamentos del Cauca y  Nariño”, afirmó.

El líder indígena señaló que además se han presentado hechos violentos en La Guajira, que se suman a los crímenes en el Eje Cafetero.

Lea también: Este fin de semana fueron asesinados 4 indígenas, según la ONIC

“En el departamento del Quindío asesinaron al compañero Constantino Ramírez, quien era el dirigente más importante de esa región, al ser la persona que fundó la organización indígena”, manifestó.

Arias dijo, además, que detrás de estos asesinatos han intereses políticos. “Creemos que este asesinato tienen móviles de orden político por toda esta coyuntura electoral en la que estamos y lo que ocurre en el departamento del Cauca es una persecución de manera directa por todos los actores que allí confluyen en contra de la guardia, las autoridades y las organizaciones indígenas del Cauca que están en medio del fuego cruzado”, sostuvo.

Dijo que las amenazas a las comunidades indígenas son permanentes por lo que están a la expectativa de tener apoyo del gobierno nacional y las comunidad internacional.

Audio

[AUDIO] Luis Fernando Arias, consejero mayor de la Onic, sobre asesinato de líderes indígenas.

0:27 5:25

“Hace unos días salió otro panfleto firmado supuestamente por el cartel de Sinaloa, en el que se amenazaba a los candidatos del Movimiento Alternativo Indígena Social del municipio de Toribío (Cauca); esto puede tener móviles políticos. Además, hemos visto que  hay la intención nuevamente de generar en las comunidades un régimen de terror, de guerra, de miedo y las comunidades indígenas también se han parado a defender el territorio la autonomía y la vida”, subrayó.

Agregó que las víctimas han sido compañeros que fueron fundadores de organizaciones, estamos hablando de gobernadores de cabildos, de guardias indígenas, de personas que son parte de la estructura organizativa que tenían un nivel de liderazgo al interior de las comunidades.

Le puede interesarAsesinado en Quindío el líder indígena Constantino Ramírez

"Es decir a nosotros no nos han asesinado cualquiera que anda cruzando calles, nos están atacando directamente al corazón de la organización y del movimiento indígena”, señaló.

Agregó que “nosotros andamos realmente con una zozobra y una preocupación; anoche nada más me dijo el segundo dirigente del Quindío que llegaron dos tipos armados al resguardo a buscarlo para matarlo y la guardia tuvo que reaccionar y en ese momento ponerlo bajo protección de la Defensoría del Pueblo”.

El consejero mayor de la Onic dijo que sí hay una estrategia de terminar y silenciar a la dirigencia, pero advirtió que la situación sea profundizado en este último año después de la minga que realizamos en el mes de marzo y abril profundizándose más las amenazas, los señalamientos y los asesinatos.

“Lo peor es que estos son muertes anunciadas. Han salido panfletos casi que semanalmente en el Cauca en el que ofrecen 5 y hasta 10 millones por guardias indígenas, ya han asesinado esta última semana siete indígenas”, manifestó.

Destacó que estas amenazas han sido contundentes por la cantidad de líderes indígenas que han sido asesinados en los últimos días. 

“A nosotros nos están avisando que nos van a matar y nos está matando y lo peor es que el gobierno no dice absolutamente nada y nosotros no conocemos un pronunciamiento oficial de ningún funcionario del alto gobierno rechazando o condenando; pero sobre todo tomando medidas para prevenir esta tragedia a la que están siendo sometidos los indígenas en Colombia”, sostuvo.

 Agregó que le preocupan mucho las amenazas de los carteles, especialmente en el Cauca. “Las amenazas que han llegado de Sinaloa son aberrantes y maquiavélicas que hemos podido ver en el contexto del conflicto armado; ahí son amenazas de manera directa a las estructuras organizativas indígenas sobre todo en esta región del norte del Cauca donde donde se pone en riesgo la vida de las familias de las comunidades indígenas”, puntualizó.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido