Cargando contenido

La Supersalud dijo que fallas en la marcación de las pruebas podría ser la causa de las demoras en la entrega de los resultados.

Covid19
Foto Gobernación de Risaralda

El superintendente de Salud, Fabio Aristizábal, reconoció que hasta el mes de junio estaban represadas 30 mil pruebas de coronavirus, principalmente en los departamentos de Atlántico, Valle del Cauca, Antioquia, al igual en la ciudad de Bogotá.

En diálogo con RCN Radio, el funcionario aseguró que esa entidad consultó a 65 laboratorios que están acreditados para practicar pruebas de la COVID - 19, sobre cómo se estaban realizando dichos exámenes y el tiempo de procesamiento, entre otros datos importantes.

En contexto: Colombia registró cifra récord de casos de coronavirus en un solo día

“Lo que hicimos fue pedirle la información a 65 laboratorios que están habilitados en el Instituto Nacional de Salud (INS), para que nos informaran el número de pruebas que estaban realizando sobre el procesamiento y entrega. Lo que queríamos era verificar cómo se estaba haciendo este trabajo”, dijo. 

Aristizábal señaló que luego de obtener esos resultados con corte al 30 de junio, la Supersalud pudo identificar que en Colombia hay 30 mil pruebas de coronavirus represadas. 

“Vimos un represamiento de cerca de 30 mil pruebas que están en algunos laboratorios de Antioquia, Atlántico y Valle del Cauca, lo que no permite tener un informe oportuno de las pruebas que están realizando en el país”, señaló. 

Audio

(Audio) Fabio Aristizábal, superintendente de Salud, sobre pruebas de coronavirus represadas.

0:27 5:25

El superintendente de Salud explicó que el procesamiento de los exámenes del coronavirus, debe durar máximo siete días, teniendo en cuenta el aumento en los casos de contagio del virus que hay en el país actualmente. 

“En la situación en la que está el país es muy complicado que no haya oportunidad en la entrega del resultado. Se ha hecho un esfuerzo para agilizar la toma de muestras, pero no hacemos nada si tomamos muestras y nos retrasamos con el resultado”, indicó. 

Lea además: Cerca de mil líderes sociales han sido asesinados entre 2016 y 2020

El funcionario dijo que es inconcebible que las pruebas de los médicos o enfermeras se tarden 15 días y agregó que “es vital que a los profesionales de la salud les hagamos una lectura rápida y oportuna”. 

Finalmente, el superintendente de Salud concluyó que “si los laboratorios no tienen los insumos o la capacidad para responder, eso es preocupante y nos obliga a prender las alertas”.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido