Cargando contenido

Foto archivo RCN Radio



El procurador General de la Nación, Fernando Carrillo, afirmó desde Cartagena que para la próxima semana, el Ministerio Público dará a conocer los resultados de las investigaciones que se adelantan a raíz de los hechos de corrupción que rodean el Plan de Alimentación Escolar (PAE) en todo el país.

Carrillo enfatizó que desde el organismo que él preside, se adoptarán las acciones que hayan lugar y se emitirán las sanciones que correspondan frente a este escándalo, en donde sostuvo que detrás de las irregularidades y los cuestionados contratistas del PAE "existe una mafia" que busca apoderarse de los recursos dirigidos a los niños y niñas de Colombia.

Aunque no especificó nombres u organizaciones, el Jefe del Ministerio Público afirmó que las investigaciones que se avanzan en este tema, ponen en evidencia que el PAE en Colombia están "infestados" por las redes criminales.

"La próxima semana, nosotros vamos a hacer una serie de anuncios al país. Tenemos otra dimensión de lo que es la configuración de las redes y mafias que están detrás de esto, con nombres propios. Estamos terminando las investigaciones", apuntó.

Las declaraciones del Procurador General se dan en medio de la polémica que ha desatado en la ciudad tras conocerse los hallazgos de la Contraloría General de la República, que daban cuenta, entre otras cosas, que el contratista del PAE en Cartagena facturó pechugas a 40 mil pesos.

RCN Radio conoció que el representante legal de la Cooperativa Suministro de Alimentos de Colombia, que es una de las firmas que integra el consorcio Proescolares 2016, es el mismo propietario de la Ferretería que vendió pechugas de pollo al valor revelado por el ente de control fiscal. (Lea también: Contratista del PAE de Cartagena es dueño de ferretería que vendió pechugas de pollo a 40 mil pesos)

Se trata de Oscar Esteban de Oro Benítez, quien figura en los registros de la Cámara de Comercio de Cartagena como representante legal de la Comercializadora Nueva Esperanza desde el año 2014, y según los estatutos de esa entidad, esta era el encargado de firmar los contratos comerciales, lo que significa que el contratista firmaba consigo mismo la venta de pechugas de pollo.

“Los ejecutores del contrato PAE 2016 en Cartagena no solo son ‘de todito’, o sea que tienen múltiples actividades en su objeto social sino que además hicieron un negocio redondo porque el representante legal de la Comercializadora Nueva Esperanza, el señor Oscar De Oro Benítez es también miembro de la junta directiva de la Cooperativa Suministros de Alimentos de Colombia, que hace parte del Consorcio que ejecutó este contrato”, destacó Carolina Calderón, directora de Funcicar.