Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Rusia anuncia que tiene la primera vacuna contra el coronavirus.
Estefany Rodríguez Flórez

El investigador en sistemas de salud internacional de la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins, Andrés Vecino, afirmó que todavía se tienen muchas dudas con relación a la efectividad y seguridad de la vacuna contra el coronavirus que anunció Rusia en las últimas horas.

En diálogo con RCN Radio, el experto colombiano afirmó que existen muchas preocupaciones debido a que no se conoce el desarrollo de esta vacuna, que permita verificar su efectividad en seres humanos tras cumplir con todas las condiciones.

Le puede interesar: Aumento de casos por Covid-19 mantiene en alerta a Europa

“El problema con la vacuna rusa es que el último paso (la fase tres) que tiene una prueba en 20 o 40 mil personas, no se está haciendo”, indicó.

Agregó que de acuerdo a la información que se ha conocido de diferentes medios de comunicación y revistas científicas, “el ministro de salud de Rusia dijo que la vacuna se suministraría a personal de salud y a población vulnerable en este periodo de tiempo y que empezaba aplicarse en enero del 2021 de manera masiva, después de que se hicieran estudios con esa población especial”, manifestó.

El experto señaló que la preocupación que hay por parte de la comunidad científica, es el paso acelerado que se está dando para empezar a utilizar la vacuna rusa y que se licencie sin esa última etapa de investigación.

“Uno de los mayores problemas es la dificultad de tener información y datos, acerca de cómo está funcionando la vacuna y qué tan segura y efectiva es”, sostuvo.

El investigador colombiano dijo que la mayoría de la información que se ha obtenido sobre el desarrollo de la vacuna rusa, se ha obtenido a través de los medios.

“Por los anuncios realizados estamos entendiendo que fue lo que pasó, pero lo que es cierto es que está licenciada para uso temprano en Rusia en estos meses que vienen”, subrayó.

Dijo que es muy difícil saber si hay una inmunidad duradera con esa vacuna, tras el anuncio del presidente ruso Vladimir Putin sobre el desarrollo de la primera vacuna efectiva contra el coronavirus.

“Ellos pueden haber identificado algún mecanismo inmunológico con el que predicen que va a durar dos años, pero no ha pasado este tiempo para saberlo (...) La gran prueba es que cuando uno expone la vacuna a una población que eventualmente se va a infectar, porque ahí se podría ver qué tan efectiva y segura es”, indicó.

Más información: Vacuna de Pfizer y BioNTech presenta una robusta respuesta inmunológica

El investigador en sistemas de salud internacional de la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins, indicó que esperan que se compruebe su efectividad para que no se ponga en riesgo a la población.

Lo que no quisiéramos es que se licencie la vacuna no solo en Rusia sino también en otros países y resulte que la vacuna no es segura o que no es efectiva”, explicó.

Agregó que el riesgo con este medicamento es que se puede perder la confianza en la efectividad de las vacunas a nivel mundial.

“Nos preocupa no solo los potenciales eventos adversos que se tendría, sino que como existen varios grupos anti vacunas, se puede reducir la confianza del público no solo para el coronavirus, sino que para otras vacunas”, destacó

Subrayó que es importante que las personas sepan que todavía no hay una total certeza de los riesgos de esa vacuna. 

“Cuando se hace la prueba en grupos grandes de población es porque hay vacunas que presentan eventos adversos muy raros, pero sin esa investigación previa podría resultar que la vacuna no es segura, teniendo en cuenta que algunas de ellas podrían potencializar la enfermedad”, sostuvo.

Más información: Rusia espera distribuir desde el 10 de agosto su vacuna contra la COVID-19

Concluyó que “no solo nos preocupa la vacuna de Rusia, sino también la de China, porque aparentemente y por lo que ha trascendió en la prensa, se estaría aplicando a personal del ejército chino y por las líneas jerárquicas del ejercito es muy difícil saber si existe un consentimiento de la persona recibiendo la vacuna y si la persona está informada de la expectativa por su seguridad y eficacia”, sostuvo.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.