Cargando contenido

Foto: Colprensa





El vicepresidente de la República, el general (r) Óscar Naranjo, aseguró en diálogo con RCN Radio que al interior de la Policía Nacional existen problemas estructurales a los que se debe poner solución, luego de la masacre a seis campesinos en Tumaco (Nariño), donde al parecer estaría involucrada la Fuerza Pública.

"Me preocupa la situación estructural de la Policía. A un problema estructural hay que darle una solución estructural", afirmó el general (r). (Lea también: Policía suspende a uniformados que habrían disparado contra campesinos en Tumaco)

Además se presentó otro hecho este domingo donde fue atacada una misión humanitaria de la ONU en Tumaco. Por este hecho, la Policía ofreció excusas.

"El hecho fue infortunado y lamentable porque para nada se justifica. Le dijimos a la Policía que debía dar explicaciones y excusas por reaccionar de esa manera", aseguró Naranjo.

Naranjo aseguró que están verificando la situación de los campesinos y del incidente con la ONU porque "existe un problema estructural en la Policía".

"Es necesario tener certezas de cómo funciona esa cadena de mando porque lo que encuentro es un silencio con lo que sucede (...) Hay un problema estructural porque estamos en un momento complejo, donde se evidencia la capacidad de mando y control en zonas donde nunca hubo presencia del Estado", señaló.

Y añadió: "hay que repensar la Policía en lo rural, en el posconflicto porque debe haber un protocolo para realizar el control de cultivos ilícitos. El conflicto social hay que administrarlo y la Policía debe operar bajo estándares internacionales, teniendo en cuenta los derechos humanos". (Lea también: Defensoría urge investigar responsabilidad de policías en muerte de campesinos en Tumaco)

preload="none" controls="controls">

Naranjo dijo que si bien él ya no es el director de la Policía, como vicepresidente está constatando que existan garantías para que la erradicación se cumpla con "total transparencia y un mínimo de garantías a la hora de coordinar con las autoridades".

Ante la pregunta de si debe o no renunciar el actual director de la Policía por los hechos ocurridos en Tumaco, señaló que el problema estructural no se elimina si se va el mando.

"Se que el director de la Policía es muy capaz, pero se necesita más que cambiarlo para solucionar los problemas estructurales de la Policía. Se requiere de herramientas, de bases sólidas en este nuevo momento del país para que la fuerza pública tenga un mejor relacionamiento con la comunidades".