Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

El héroe de los secuestrados que hoy está tras las rejas


Sindy Piñeros, expareja del capitán Willmar Durán del Ejército, asegura que el uniformado fue condenado por haber "dado de baja" a un guerrillero del ELN que secuestró a un grupo de niños en Norte de Santander.

El capítan Durán está preso hace seis años por una cadena de hechos iniciados en 2004 cuando participó en el rescate de varios niños secuestrados en una ruta en Norte de Santander.

Según su expareja, en el primer operativo no fue posible el rescate de Kevin, quien permaneció raptado hasta que el capitán protagonizó nuevamente su liberación.

Agrega Sindy que meses después fue abatido el supuesto guerrillero del ELN, identificado por sus propias víctimas como el secuestrador de los niños, pero según Sindy, allí comenzó la pesadilla del militar.

Según la mujer, un juez hizo pasar al guerrillero del ELN como un humilde campesino y al capitán como el perpetrador de un falso positivo, aún cuando las víctimas del secuestro identificaron al campesino como su captor.

A las puertas de la Corte Suprema de Justicia se dieron cita familiares y amigos para protestar por los hechos.

"El juez quiso hacer pasar al secuestrador para un humilde campesino y no tuvo en cuenta que los secuestrados reconocieron al secuestrador", dijo una amiga del capitán.

En estos momentos, una tutela podría llevar a la revisión del caso, según la expareja del militar ya condenado.

"El proceso está en la tutela acá en la Corte, estamos exigiendo que revisen la tutela, hay pruebas testimoniales que se deben tomar en cuenta para el caso", dijo Sindy.

En el juicio que condenó a 28 años a Duran Caselles también se condenó al cabo Bernardo Pinto, de quien sus padres aseguraron que ni siquiera estaba en el lugar donde fue abatido el supuesto secuestrador.

"Mi hijo es inocente, él no estaba en el lugar de los hechos, estaba en otro punto, de guardia pero los cogieron a todos y a todos los condenaron", dijo la madre del militar.

Los soldados Yusmel Ortega y Ángel Vásquez también tuvieron condena por homicidio.

El capitán asegura que el juez a cargo desestimó los testimonios de las víctimas de secuestro, de un exguerrillero del ELN e incluso el valor técnico que en su momento dio en el caso el exdirector de Medicina Legal, Máximo Duque.

Según el militar, el juez decidió una condena sin un solo testimonio en contra y sin siquiera la denuncia de algún familiar del supuesto campesino.

Los manifestantes a las puertas de las Cortes exigieron revaluar la decisión del juez y que de ser necesario se le investigue por la condena.