Cargando contenido

Los investigadores cuentan con testigos que aseguran que existieron pagos irregulares a funcionarios públicos.

Hidroituango
En los últimos días, los comerciantes de esa zona del Bajo Cauca antioqueño han hecho varias movilizaciones y protestas en contra de EPM.
Foto: AFP

El fiscal general, Néstor Humberto Martínez, reveló que la Fiscalía avanza en una investigación por posibles hechos de corrupción en la contratación relacionada con las obras de la represa de Hidroituango (Antioquia), que hoy mantiene en alerta a las autoridades del país a causa de fallas en las obras.

“Les puedo decir que la investigación va muy adelantada, va muy bien y hay indicios que dan cuenta por las evidencias que han sido recaudadas de que habría habido pagos en el proceso de contratación de esta represa”, indicó el fiscal general.

Según Martínez, las investigaciones que se siguen en este caso tienen en la lupa a la firma brasileña Camargo Correa, que ganó en su momento la adjudicación del millonario contrato  de construcción de la represa de Hidroituango.

El fiscal general dejó en claro que esta investigación penal se soporta en toda una serie de pruebas que ha venido recolectando los investigadores, entre ellas las declaraciones rendidas por varios testigos que confirman los supuestos pagos de coimas a servidores públicos. 

“Lo he dicho con claridad: que tenemos testigos que están colaborando (…) dicen que en el proceso preparatorio de contratación hubo pagos, evidentemente, a servidores públicos”, dijo el fiscal Martínez.

Asimismo, sostuvo que estos hechos de posibles actos de corrupción en contratos podrían haber desencadenado una falta de rigor en la ejecución de las obras de construcción de la represa.

“Uno de los punto más importantes tiene que ver con la forma como se adjudicó ese contrato. Si hubo alguna expresión de lenidad por los precios a los que fueron ofrecidas las contrataciones respectivas se pudo llegar a afectar la estructura e integridad de la obra de ingeniera, propiamente dicha”, agregó el fiscal.

 

¿Qué está pasando en Hidroituango?

Una emergencia mantiene en zozobra a miles de habitantes de las comunidades del Norte y Bajo Cauca de Antioquia por los problemas que ha enfrentado en las últimas semanas el proyecto de la represa de Hidroituango, que mantiene una batalla contrarreloj para superar consecutivas fallas que se han presentado y que no dan espera.

Por esta situación, unos cinco mil habitantes y campesinos de la región han sido evacuados ante la emergencia desatada por la crecida del río Cauca, que alimenta este proyecto hidroeléctrico, el más grande del país.

El domingo pasado, 13 de mayo,  unos 600 pobladores de Puerto Valdivia ya habían tenido que desalojar sus viviendas a raíz del aumento del caudal del río Cauca.

Pero ante el riesgo de una nueva emergencia el sistema de prevención de desastres declaró la máxima alerta en los municipios Tarazá, Cáceres y Nechí, ubicados "aguas abajo" de la represa Hidroituango.

En total unas 170.000 personas habitan en doce municipios que abarcan la zona de influencia de la construcción. El caudal del río comenzó a elevarse peligrosamente tras una falla geológica que taponó los túneles de Hidroituango.

La Empresa Pública de Medellín (EPM), uno de los socios mayoritarios, trabaja a marchas forzadas para elevar las paredes de la represa y canalizar la furia de las aguas.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido