Foto: Colprensa



Jerónimo Uribe, hijo del senador Álvaro Uribe, consideró que el propósito inicial de la periodista Claudia Morales al revelar el abuso del cual fue víctima, pero sin dar a conocer nombre de su violador "está plenamente politizado, cuestionado su derecho al silencio, más víctimas con miedo a romperlo, menos con derecho a guardarlo y el foco distraído del problema de fondo, el abuso sistemático a la mujer".

(Lea también: Claudia Morales: no soy responsable de una campaña de desprestigio contra Álvaro Uribe)

En su pronunciamiento sobre las especulaciones que han surgido en torno al caso de la periodista, el hijo de Uribe expresó que hay varias personas que en su fuero interno no creen que se trate de su padre, pero alimentan la teoría para satisfacer su odio.

Sostuvo que los enemigos del hoy senador están felices por la creciente mención que se le hace como presunto victimario, logrando que el relato de Morales se convierta en un instrumento político.

"Lo último que me imaginé en la vida fue tener que escribir un testimonio sobre la decencia de mi papá con las mujeres; es quizá el rasgo más evidente de su carácter" manifestó Jerónimo Uribe.

Igualmente rechazó los cuestionamientos indirectos que se han hecho en contra de su mamá, su valentía y carácter.

"Mi madre no disimula sus desacuerdos. Jamás ha tolerado estar al lado de alguien de quien intuya que su fibra moral no corresponde a la propia", concluye en su pronunciamiento.