El general Fernando Murillo, director de Gaula de la Policía Nacional, aseguró tras las pesquisas que ha realizado el grupo élite de la institución, que se puede presumir que los secuestros en el Valle y Norte de Santander, habrían sido perpetrados por el ELN.

Según el oficial, “desde que se conocieron los hechos que rodearon el secuestro de los dos agricultores y el del exalcalde de Toledo, se tomaron las medidas necesarias que pusieron sobre la mesa la hipótesis más fuerte que es que los secuestró el ELN".

Por ahora, continúa el trabajo de campo entre el Ejército y la Policía para establecer responsabilidades en estos dos hechos.

De igual manera, el Gaula reveló que hasta el momento los captores no se han comunicado para hacer algún tipo de exigencia económica.