Cargando contenido

Según el padre del menor, su hijo se encontraba departiendo con algunos amigos en una esquina del barrio Antonio Nariño de la capital del Valle. Llegaron unos agentes de la policía y los jóvenes corrieron hacia sus viviendas. Los uniformados dispararon y una bala impacto en una pierna al menor de 17 años. Posteriormente, según el denunciante, se le acercaron y le propinaron dos impactos más, uno en el abdomen y otro en el cuello. Los agentes se fueron mientras los amigos del joven lo montaron a un taxi con rumbo a un centro asistencial donde falleció horas después.

En su momento la policía indicó que el menor murió en un enfrentamiento entre pandillas, sin embargo, su padre no aceptó esa versión y por eso decidió caminar de espaldas desde Cali hasta Bogotá para pedir justicia. Ya en la capital de la república el señor Martínez Pineda tuvo reuniones con varios padres que han perdido a sus hijos por la brutalidad policial, entre ellos, se reunió con el padre del grafitero Diego Felipe Becerra también muerto en extrañas circunstancias.

Hoy Héctor Enrique Martínez Pineda realizará un plantón en la Plaza de Bolívar para pedirle a la justicia que la muerte de su hijo no quede impune.