Cargando contenido



En el Aeropuerto Olaya Herrera, de Medellín, se le rindieron honores militares a ocho de las diez víctimas del helicóptero del Ejército que se estrelló el pasado lunes en la vereda Cuturú, del municipio de Segovia, Nordeste antioqueño.

Los otros dos cuerpos, los del capitán Acosta y el sargento Zapata, permanecen en la Cuarta Brigada y este viernes serán velados en el Cementerio Campos de Paz, de la capital antioqueña. (Lea: MinInterior confirma investigación por siniestro de helicóptero en Antioquia que dejó 10 muertos)

Una vez concluidos los actos de exaltación a seis soldados y dos civiles, los cuerpos fueron trasladados a cada una de sus regiones de origen en aviones del Ejército para que cada familia haga sus exequias y entierros de sus seres queridos.

Por su parte un Comando Especial sigue encargado de la investigación para determinar las causas de este accidente de la aeronave, en la que se transportaba desde Caucasia a Segovia una comisión de mantenimiento de combustibles.

El General, Juan  Vicente Trujillo Muñoz, comandante de la División de Aviación del Ejército,  señaló que los ocupantes del helicóptero siniestrado se dedicaban al mantenimiento del sistema de combustibles en Segovia y en el momento del accidente cumplían una de sus labores.

Enfatizó  que la hipótesis que se maneja hasta el momento es que se trató de un accidente, por lo que esperan que el grupo investigador de certeza de los hechos.

Además el comandante aseguró que la aeronave estaba en óptimas condiciones y tenía horas de vuelo suficientes.