Cargando contenido

Asegura que política exterior del presidente Iván Duque es desacertada y Colombia es un comodín de intereses extranjeros.

A propósito de la indagatoria
RCN Radio

El exjefe negociador en las diálogos de paz con las extintas Farc, Humberto De La Calle Lombana, dijo que el panorama de la implementación de los acuerdos es claro oscuro.

Aunque reconoció que hay avances en la reincorporación de exguerrilleros de ese grupo, criticó el manejo político que el gobierno le está dando a lo pactado en La Habana y a las relaciones internacionales. 

“El balance hoy de la implementación es de luces y sombras. Le reconozco al gobierno actual su empeño después de una vacilación en los temas de reincorporación; me crea esperanza, hay metas, pueden haber problemas fiscales, se está trabajando con denuedo”, comentó  De La Calle al participar en un reciente foro de la Revista Semana.

Sin embargo, advirtió que la reincorporación no es el acuerdo en su integralidad y acotó que sí se desestima el contenido político de los acuerdos se está cometiendo una equivocación.

Lea tambiénNo vengo a exigir justicia sino a ofrecer verdad, Ernesto Samper

“El acuerdo comporta otras acciones de tipo político que las veo paralizadas. Hay un error enorme de estrategia del gobierno, en palabras del presidente Duque y del doctor Álvaro Uribe: le atendemos los reclamos a los 10 mil  ex combatientes rasos pero con la dirigencia no nos entendemos , y no lo asumimos como obligación de este gobierno”, indicó De la Calle.

Añadió que después de la firma de lo acordado en Cuba con las Farc, la democracia  colombiana en general se ha venido abriendo, pero subrayó  que hay enormes deficiencias  a pocos días de los comicios regionales del 27 de octubre.

Muy buena parte de ese sistema que va a tomar decisiones está corrompido, hay demasiada  podredumbre en la base que es además sobre la que termina conformándose la pirámide del poder”, anotó el exministro.

Se preguntó si se está  haciendo lo correcto “con un sistema que en buena parte de Colombia está en manos de mafias, de ilegales en un panorama tan volátil, difícil de identificar en el que el papel de los partidos ha desaparecido”.

De La Calle enfatizó que lo que ve es que los mecanismos de representación tradicionales, la democracia  representativa, está en crisis: “Yo veo que está surgiendo un totalitarismo, una vena autoritaria en Colombia extraordinariamente preocupante, la división de poderes ha sido puesta en jaque” .

De interésFundación Paz y Reconciliación alerta por posible “moñona” de Yahir Acuña

“La idea que uno puede hacer referendos para derogar  las sentencias de la Corte Constitucional es una derogatoria de la Corte misma, y por lo tanto, también una revocación de la Constitución que se reemplaza entonces, no con más democracia, sino con caudillismos populistas”.

De otro lado, Humberto De La Calle dijo que en su opinión la política exterior del gobierno es tremendamente desacertada. “Nos salimos de un esquema de buscar el predominio de nuestros intereses como Nación y hemos terminado en una política exterior totalmente ideologizada al servicio de problemas geoestratégicos; que claro que nos concierne Venezuela (...) no podemos omitir la situación”, recalcó el ex jefe negociador del Gobierno  en La Habana.

“Pero realmente - profundizó- estamos funcionando como comodines de políticas exteriores que no son las que tradicionalmente ha tenido Colombia totalmente abiertas, inclusivas , sin sesgo ideológico en el ejercicio de la relaciones internacionales”, concluyó De La Calle Lombana.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido