Ante el foco de Newcastle, presentado en Cundinamarca en aves comerciales y de traspatio, el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) estableció medidas de control y erradicación.

Esta medida se aplicará en la zona denominada “zona de intervención” que comprende 10 municipios del Oriente de Cundinamarca: Cáqueza, Fómeque, Choachí, Ubaque, Chipaque, Une, Fosca, Guayabetal, Quetame y Gutiérrez.

Igualmente la entidad determinó cuarentena sanitaria en la zona intervenida, lo cual implica que el tránsito de aves y material de riesgo está bajo estricto control y desinfección para disminuir la carga viral de la enfermedad;  vigilancia epidemiológica en los predios de la zona en un rango de 5 km a la redonda y vacunación estratégica del ciento por ciento de las aves de traspatio en un rango de 3 km alrededor de los focos positivos.

“Queremos dar un parte de tranquilidad a los productores y a los consumidores, pues el ICA activó todo su plan de contingencia para frenar el avance de la enfermedad y controlar los ocho focos presentados, como lo hemos hecho en situaciones similares presentadas en granjas comerciales de Santander hace varios años”, dijo el gerente general del ICA, Luis Humberto Martínez Lacouture.

Una de las principales características del Newcastle en las aves, es la alta mortalidad de animales no vacunados y la caída en postura en aquellos animales que han sido inmunizados mínimo cada 10 semanas. En la necropsia a las aves se pueden observar lesiones respiratorias, neurológicas y hemorrágicas a nivel intestinal.

Esta enfermedad se transmite por contacto directo o indirecto entre las aves, por vías respiratorias y con menor frecuencia por vías digestivas; por introducir en granjas objetos contaminados como ropa, calzado y vehículos, y por el manejo inadecuado de las aves sacrificadas, de las que mueren y de las que están enfermas.

El Newcastle es una enfermedad que eventualmente genera en quienes manipulan las aves enfermas, síntomas como congestión nasal o reacción alérgica leve, por lo que no se considera una zoonosis y tampoco se transmite por consumo de los productos y subproductos como carne y huevo.

Se hace especial énfasis al control de productos o materiales de riesgo como el huevo sucio, las bandejas reutilizadas y los subproductos como la gallinaza y pollinaza, las cuales deberán ser objeto de desinfección por parte del ICA durante su movilización fuera de la zona intervenida.