Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Icontec avala y certifica medición de huella de carbono en la cadena de valor del café

Esta certificación facilitará la gestión y reducción de la huella de carbono en la caficultura

El gremio cafetero colombiano avanza hacia la sostenibilidad ambiental de la caficultura al recibir por parte del Instituto Colombiano de Normas Técnicas y Certificación (Icontec) la certificación de la metodología, desarrollada por la Federación Nacional de Cafeteros (FNC), para medir y gestionar la huella de carbono de la cadena de valor del café.

En la sesión del Comité Directivo de la Federación Cafetera de este 17 de diciembre, la directora del Icontec, María Zulema Vélez, hizo entrega del certificado correspondiente a la verificación del cumplimiento de los requisitos exigidos por la Norma Técnica Colombiana NTC 5947 para el “Análisis de emisiones y remociones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) durante el ciclo de vida de bienes y servicios” en la medición de la huella de carbono de la cadena de producción, transformación y comercialización de café.

La certificación se logró para la medición puntual a un lote de café (300 mil kilos de café) proveniente del municipio de La Unión, Nariño, que sirvió como proyecto piloto, cubriendo las siguientes etapas de la cadena de valor:

- 1000 fincas del municipio de La Unión, Nariño.
- Cooperativa de Caficultores del Norte de Nariño.
- Almacafé S.A., sucursal Pasto.
- Torrefactora Almacafé S. A.
- Operadora Portuaria COPC. Buenaventura.
- Buencafé Liofilizado de Colombia. Chinchiná.
- Centro de Distribución (CEDI), Bogotá.
- Tiendas Juan Valdez, Bogotá.

La medición de la huella liderada por el Centro Nacional de Investigaciones de Café (Cenicafé) contó con la participación de diferentes dependencias de la institucionalidad cafetera que aportaron la información necesaria de cada una de las etapas de la cadena.

Este es uno de los primeros ejercicios de este tipo que se realizan en Colombia, cubriendo todas las etapas de la cadena de valor de un producto agrícola, que permitió el logro de los siguientes resultados complementarios:

- Con el soporte normativo se desarrolló una metodología de cálculo de la huella de carbono aplicable a la cadena agroindustrial del café.
- Se identificaron las oportunidades para que en cada una de las etapas de la cadena de valor se desarrollen las acciones necesarias para contribuir a la reducción de las emisiones de sus actividades.

Entre los principales beneficios de este trabajo vale la pena resaltar que:

- Aporta el conocimiento generado para que otros sectores productivos del país adapten las herramientas desarrolladas para reducir los riesgos climáticos y contribuyan a la adaptación al cambio climático y generen oportunidades relativas a la variabilidad climática.
- Promueve la creación de un lenguaje único respecto a la medición y gestión de la huella de carbono, lo cual facilita el entendimiento entre la organización y las diferentes partes interesadas.
- Fomenta la competitividad del Café de Colombia y de las organizaciones vinculadas a su comercialización en los mercados locales y globales.
- Identifica elementos diferenciadores que agreguen valor en productos (bienes y servicios) de características similares.
- Permite contar con información para que los consumidores tengan a disposición elementos suficientes que faciliten y permitan una decisión objetiva de compra.

La medición de la huella de carbono en la cadena del café fue uno de los objetivos trazados del Plan Estratégico de la Federación, que apostando por la competitividad e innovación como parte de su propuesta de valor al caficultor, busca liderar iniciativas innovadoras que generen un impacto positivo en el medio ambiente.

Cenicafé e Icontec desarrollaron dos Normas Técnicas colombianas:

Gracias al trabajo conjunto entre el Centro Nacional de Investigaciones de Café y el Icontec se lograron desarrollar dos normas técnicas, una para calcular las emisiones y remociones de Gases de Efecto Invernadero Durante el Ciclo de Vida de Bienes y Servicios (NTC 5947) y la norma técnica para gestionar la reducción de la Huella de Carbono (NTC 6000).