Cargando contenido

Rechazó el reciente atentado contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas en la zona del Catatumbo.

ELN
ELN
RCN Radio

El obispo de la diócesis de Ocaña, monseñor Gabriel Ángel Villa Vahos, dijo que es lamentable que se sigan registrando acciones violentas por parte del ELN, que al final afectan a la población campesina y vulnerable del país.

Le puede interesar: "Odebrecht cobró una nueva víctima y esto apenas está empezando": Andrés Pastrana

El religioso dijo que esta guerrilla debe dar muestras claras de paz, ya que “se anunció una tregua para esta Semana Santa, pero lamentablemente la realidad es otra".

"Porque distintos hechos violentos se han registrado en la zona del Catatumbo, afectando directamente a la población de los municipios de Tibú, Ocaña, Teorama, Hacarí y San Calixto”, dijo el jerarca de la Iglesia Católica.

El obispo de Ocaña se refirió a los dos atentados contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas en zona rural de Tibú, que afectaron el suministro de agua a 30.000 habitantes.

Igualmente, mencionó los enfrentamientos entre ELN y EPL que siguen originando el desplazamiento de familias campesinas en varios municipios de la región.

“Esto origina pesimismo en la población y se pierde credibilidad porque no se cumple lo anunciado , lo que inicialmente originó tranquilidad”, dijo Gabriel Villa Vahos.

Mientras la iglesia católica realiza estas críticas, el Ejército halló en la vereda Campo Cinco, zona rural de Tibú, tres artefactos explosivos de fabricación improvisada, con método de activación por cable de mando, pertenecientes al frente Juan Fernando Porras del Eln.

Lea también: El Papa lavó los pies a doce presos en el inicio del Jueves Santo

Según el Ejército, se tenía previsto atentar contra la infraestructura vial y contra los militares que realizan operativos de control en la zona del Catatumbo.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido