Monseñor Luis Augusto Castro aseguró que se necesita una orden de la guerrilla para excluir a todos los menores de sus filas. El presidente de la Conferencia Episcopal, Monseñor Luís Augusto Castro, aseguró que si bien las Farc anunciaron en febrero pasado, que no volverían a reclutar menores de 17 años, hace falta que la guerrilla de muestras contundentes de que quieren excluir a los niños de sus filas. Monseñor Castro dijo que la guerrilla debe dar una orden de desvincular a todos los menores de la guerra para que pronto puedan retornar al seno de su familia. “Una cosa es hacer una declaración que diga: vamos a prescindir de todos los niños y otra cosa es dar una orden. No más a un niño en la guerra, mándelos todos a su casa. Esta segunda parte todavía no se ve muy clara, esperamos que ese anuncio llegue pronto y que llegue pronto el cese de la guerra para todo, no solo para los niños, pero los niños son victimas especiales de esta guerra”, manifestó Monseñor. De otro lado, Monseñor Héctor Fabio Henao, director de Pastoral Social pidió un tratamiento digno a los niños víctimas de reclutamiento forzado, al considerar que también son víctimas de trata de personas. “A los niños soldados hay que considerarlos como víctimas y el concepto de trata de personas, cuando se aplica a los niños soldados nos da una mayor claridad de en qué sentido los niños son víctimas y cómo la sociedad los tiene que abordar, no como victimarios, no como agresores sino como personas que son víctimas”, añadió. Las Farc han señalado que esperan prontamente pactar un protocolo de seguridad con el propósito de entregar a los menores de 15 años que permanecen en sus filas.