Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Coronel (r) González del Río acepta autoría en 32 casos de falsos positivos

Coronel (r) Robinson González del Río / Foto RCN Radio

El coronel (r) Róbinson González del Río aceptó este martes, ante un juez en Bogotá, su responsabilidad en los homicidios de 32 victimas de casos relacionados con falsos positivos, entre los que aparecen dos menores de edad como víctimas.

Esta confesión la hizo en plena audiencia pública tras ser interrogado por la juez cuarta de control de garantías luego de que la Fiscalía -ante la gravedad de los hechos- le imputara entre otros delitos, homicidio en persona protegida, falsedad en documento público y porte, fabricación y tráfico de armas de uso privativo de las Fuerzas Armadas.

Según el Fiscal del caso, estas victimas (entre ellas dos menores de edad) fueron asesinadas en medio de 14 hechos ilícitos registrados principalmente en varios municipios de Antiquia y Caldas.

Al momento de declarase culpable, González del Río solicitó ser recluido en una guarnición militar, pero la juez dijo que ello es competencia del Inpec.

Asimismo anuncio que va a colaborar eficazmente con la justicia en torno la responsabilidad de otros oficiales en torno a hechos relacionados con falsos positivos.

Además el coronel González pidió a la juez garantizar su permanenecia en un centro de detención en Bogotá para estar cerca a su núcleo familiar, argumentando que nunca ha manifestado problemas de seguridad pero que tras su confesión podría darse un eventual traslado a otra ciudad bajo esa excusa.

De acuerdo con el expediente, los hechos imputados contra el Coronel se registraron cuando él se desempeñó como comandante del Gaula del Ejército en Antioquia y en cabeza del Batallón de Contraguerrilla Puerres de Nariño.

La Fiscalía dijo que como consecuencia de estos crímenes y tras la confesión, el oficial afrontaría una pena no menor a los 20 años de prisión.

Entre tanto, los investigadores de la Fiscalía señalaron que esta imputación fue posible tras más de tres años de intentos para llevar a cabo esta diligencia judicial.