Edwin Besaile, Gobernador de Córdoba. Foto/archivo.

La Fiscalía General le imputará cargos al actual gobernador de Córdoba, Edwin Besaile Fayad, por su presunta participación y responsabilidad en el denominado escándalo de corrupción conocido como el ‘cartel de la hemofilia’.

El mandatario departamental deberá responder por los delitos de peculado por apropiación y concierto para delinquir. Esto por las falencias que se han presentado en el departamento en el sector de la salud.

Según la investigación, en la administración de Basile se firmaron millonarios contratos para la atención de esta enfermedad en el departamento.

Sin embargo, dichos tratamientos médicos nunca se realizaron. Los investigadores determinaron que los pacientes beneficiados nunca existieron.

Las empresas beneficiadas con el millonario contrato falsificaron documentos para justificar la atención. El ente investigador determinó que los tratamientos fueron fueron inexistentes.

En los próximos días se fijará la fecha de la audiencia en la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá.

Por estos mismos hechos de corrupción es investigado el exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons Muskus. El exmandatario firmó un principio de oportunidad con la Fiscalía para convertirse testigo de cargo en las indagaciones por estos hechos de corrupción.