La Policía Antinarcóticos incautó 43 kilos de cocaína que habían sido escondidos en listones que estaban en la plataforma de carga del Aeropuerto Internacional El Dorado. El comandante de Antinarcóticos del terminal aéreo, coronel Carlos Oviedo, manifestó que los bloques de madera llamaron la atención de las autoridades ya que parecían nuevos y elaborados simétricamente, algo que no es común en este tipo de elementos que se utilizan para soportar grandes cantidades de peso. El oficial señaló que dentro de la madera iban escondidos bloques de clorhidrato de cocaína, algo impensable, sabiendo que esas bases son de propiedad de las aerolíneas y solo sus trabajadores tienen contacto con ellas. Agregó que la empresa aérea había llegado con mercancía de Ámsterdam, Holanda e iba a salir con destino a Milán, Italia. El coronel Oviedo consideró que en este caso se presentó "un cambiazo" por parte al parecer de algunos empleados de carga que cambiaron los originales por los elaborados por los narcotraficantes.