Cargando contenido

El Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito (PNIS) hace parte de la política de drogas 'Ruta Futuro'.

Cultivos ilícitos
La FIP hace un llamado a no olvidar que está en juego la suerte de cientos de familias.
Foto: Colprensa

La Fundación Ideas para la Paz (FIP) hizo un balance sobre el programa (PNIS) e hizo un llamado al Gobierno para que se replantee la manera como se ha venido abordando la sustitución de cultivos ilícitos en Colombia.

De acuerdo con la FIP, a medida que ha avanzado el programa son evidentes las brechas entre la hoja de ruta planteada, los compromisos que el Estado adquirió con las familias vinculadas y su desempeño real, generando incertidumbre. 

Además, la Fundación asegura en la investigación que el Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito presenta rezagos sistemáticos en el desarrollo de sus componentes a lo largo de los dos años de implementación, comprometiendo seriamente su sostenibilidad. 

Lea también: "Están llegando más drogas" a EE.UU.: el reclamo de Trump a Iván Duque

"En este contexto surge una pregunta sobre cuáles son las opciones para reencaminar el Programa. El gobierno de Duque ha dicho que cumplirá los compromisos con la más de 130.000 familias que firmaron acuerdos colectivos y que han expresado su intención de sustituir los cultivos de coca. El PNIS ha avanzado en la erradicación voluntaria, pero tiene como tarea pendiente la sustitución y el tránsito a la economía legal", señala la investigación. 

En cuanto al nivel de cumplimiento de las familias que se han comprometido a erradicar voluntariamente los cultivos, la FIP afirma que es del 94%, mientras que la resiembra verificada por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) es solo del 0,6%.

Por lo tanto, teniendo en cuenta el escenario anterior, la FIP identificó ocho problemas que incluyen "la financiación, la falta de capacidades operativas para la ejecución, el rezago en el cumplimiento de los componentes del Programa y lo que tiene que ver con los recolectores, la suspensión de familias, la lentitud e intermitencia de la asistencia técnica, el riesgo de resiembra y el deterioro de la seguridad".

Además:  Trump critica nuevamente a Duque y acusa a Colombia de enviar criminales a EE.UU.

De tal modo, con el objetivo de encaminar la sustitución de cultivos ilícitos, la Fundación Ideas para la Paz plantea tres alternativas. La primera es ajustar el (PNIS) suponiendo que, si la hoja de ruta se implementa de manera ordenada y eficiente, se conseguiría la sustitución de los cultivos.

La segunda opción que proponen es conectarlo y  potenciarlo a través de la incorporación de nuevos elementos que respondan a las deficiencias.  "Esta alternativa requiere transformar territorios que dependen de los cultivos ilícitos, una tarea que supera al PNIS y requiere reformas de fondo en lo rural".

Por último, la FIP propone replantear la manera como se ha venido implementando la sustitución de cultivos ilícitos, a través de un consenso que respalden actores claves.

Le podría interesar: "En parte tiene razón", dice Ernesto Macías tras crítica de Trump a Duque

"La FIP hace un llamado a no olvidar que está en juego la suerte de cientos de familias que asumieron el compromiso de erradicar los cultivos ilícitos y transitar a la economía legal. Por eso cree que la sustitución requiere de un mensaje político claro y un consenso social respaldado por actores claves, que evite cometer los errores del pasado", puntualiza. 

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido