En medio de abucheos e insultos el vicepresidente, Germán Vargas Lleras, abandonó apresuradamente Tumaco (Nariño), tras la firma protocolaria para la construcción de 400 viviendas gratis que fue saboteada, al parecer, por partidarios del dirigente político liberal Neftalí Correa.

Según la versión que dio a RCN Radio de alcalde encargado de Tumaco, Mauricio Ocampo -quien también es liberal- la molestia se originó cuando él, como primera autoridad del municipio, fue al aeropuerto a recibir a Vargas Lleras quien lo bajó de la camioneta blindada para subir a Julio César Rivera, candidato de Cambio Radical a la Alcaldía en las elecciones atípicas que deben efectuarse el próximo 23 de abril, por cuanto la alcaldesa María Emilse Angulo fue inhabilitada.

Ocampo aseguró que Vargas Lleras fue desobligante y grosero, lo que motivó las protestas de un gran número de tumaqueños disgustados por el trato al alcalde y porque el vicepresidente pretendía llevar al lugar de la ceremonia a su candidato Julio César Rivera.

[video width="500" height="300" mp4="http://www.rcnradio.com/wp-content/uploads/2017/03/VID-20170309-WA0116.mp4"][/video]

En vídeos conocidos por RCN Radio se escucha a los manifestantes gritar insistentemente el nombre de Neftalí, un representante a la Cámara que fue destituido e inhabilitado por la Procuraduría por irregularidades en un contrato, hasta tal punto que Vargas Lleras tuvo que agilizar y terminar antes de lo previsto el evento.

"Dejemos la politiquería, yo sé que hay unas elecciones pendientes, pero hoy me trae a Tumaco poner en marcha 400 viviendas gratis para la gente más pobre del municipio", dijo en tono enérgico el funcionario ante las rechiflas.
"A ver, a ver, que desorden pues, así sea unos pocos queremos firmar hoy 400 viviendas que nada tienen que ver con esta politiquería que estamos viviendo, que tienen un costo de 20 mil millones de pesos”, exclamó.

Visiblemente disgustado el vicepresidente pidió desde la tarima que el alcalde encargado, Mauricio Ocampo, subiera a firmar el contrato para el inicio de las obras y ante la negativa señaló: "bueno si el alcalde no quiere firmar ya tenemos el lote".

"Siento mucho que la politiquería siga sumiendo a Tumaco en la pobreza, que tengan una buena tarde", grito Vargas Lleras, bajó del escenario con la protección de miembros del Ejército, la Policía y sus escoltas y se dirigió al aeropuerto soportando insultos y groserías.