Cargando contenido

Un reciente informe de la Ong Indepaz considera innegable la reducción en la vulneración de derechos entre civiles y combatientes en relación al conflicto armado Colombiano que ha implicado los avances en los procesos de paz adelantados entre el gobierno nacional y las FARC-EP y el ELN, pero retrata los aspectos a mejorar.

Esta entidad, que estudió factores sociales y económicos de la transición de paz en Colombia asegura que es preocupante el accionar de grupos criminales y organizaciones sucesoras del paramilitarismo y la fuerza pública, además del incremento de la violencia socio política en contra de líderes/as sociales y defensores/as de Derechos Humanos y una falta de diligencia en los deberes de respeto, prevención y protección efectiva y garantía a los Derechos Humanos por parte del Estado Colombiano.

El informe revela que los años 2016 y 2017, fueron quizás, “los años más violentos y difíciles para los defensores/as de derechos humanos y líderes/as sociales en Colombia, durante los cuales fueron víctimas de diversas agresiones que atentaron contra su vida, integridad y seguridad personal”.

“Los homicidios se presentan en zonas en donde históricamente hacían presencia las FARC-EP y han sido copadas por grupos criminales y organizaciones sucesoras del paramilitarismo entre las que se destacan el Clan del Golfo, Rastrojos, Águilas Negras, Puntilleros, Cordillera”, dice el informe.

Las conclusiones de este análisis indican que en Colombia sí existe una sistematicidad en los homicidios cometidos en contra de líderes/as sociales y defensores/as de Derechos Humanos al tener un número significativo de víctimas, pertenecientes a grupos de características semejantes, “sucedidas en un mismo periodo y espacio geográfico, aunque con distinciones en los actores y modos de ejecución de acuerdo al territorio, con modos de ejecución similares, y con unos fines específicos”.

De acuerdo con Indepaz, es necesario que el Estado colombiano cumpla de manera efectiva con sus compromisos internacionales de respeto, protección, prevención, investigación, juzgamiento, sanción y garantía de los Derechos Humanos. Y en el contexto actual de garantía a la labor de defensa y promoción de los Derechos Humanos en Colombia.

Factores Que Evidencian Sistematicidad en El Asesinato de Líderesas Sociales y Defensoresas de Derechos Hum... by Daniel Zabala Suárez on Scribd