De acuerdo a un estudio de la MOE el mapa de riesgo electoral por orden público ha bajado en un 34% en 79 municipios en comparación con años anteriores.

Según la Misión de Observación Electoral, el acuerdo paz con las Farc influyó en esta reducción.

Sin embargo, el riego extremo de fraude electoral ha aumentado en 20 municipios de diferentes departamentos de la Costa Caribe, el Pacífico, Antioquia y los Llanos Orientales.

“Si bien, afortunadamente, se han reducido los indicativos de violencia, estamos encontrado que los relacionados con corrupción, fraude electoral, compra de votos y trashumancia electoral se están incrementando o se están haciendo más evidentes en algunas regiones del país, como la Costa Caribe, Valle del Cauca y Antioquia”, indicó la directora de la MOE, Alejandra Barrios.

En 170 municipios coinciden riesgos electorales tanto por factores indicativos de fraude y por factores de violencia.

Frente a las anteriores elecciones de 2014, en donde se tenían 260 municipios en esta situación, el nivel de riesgo extremo de violencia aumentó en 14 municipios, pasando de 50 en el 2014, a 64 para los procesos electorales de Congreso y Presidencia.

Para la MOE, en términos de violencia es preocupante la situación que se vive en regiones como el Chocó, Norte de Santander y Guaviare donde operan grupos como el ELN y las disidencias de las Farc “si se da el paro armado anunciado por el ELN en regiones como el Chocó no se podrían llevar a cabo las elecciones en algunos municipios de ese departamento”, afirmó Alejandra Barrios, directora de la MOE.