Mas de 4 mil indígenas de Risaralda, Chocó, Caldas y Quindío que participan desde hace 4 días de la minga indígena permanecen en el sector de Remolinos, en la entrada de Belén de Umbría en asamblea permanente a la espera de lo que pase en la mesa de diálogos con el Gobierno Nacional y de que las autoridades departamentales hagan presencia en la zona. "Seguimos concentrados y para hoy jueves 2 de junio a las 3 de la tarde citamos al gobernador de Risaralda, secretario de Gobierno Departamental y los alcaldes de Mistrató, Pueblo Rico  y  Quinchía para crear una mesa de concertación y asi buscar una intermediación efectiva con el Gobierno Nacional", aseguró William Niaza líder indigena en Risaralda. Recalcaron los lideres indígenas en Risaralda que son cuatro los puntos fundamentales del pliego de peticiones ante el Gobierno Nacional: la creación de una mesa negociadora, el rechazo a la explotación minera, participación activa en los diálogos de paz en la Habana y la creación de un ministerio para los resguardos indígenas.