Cargando contenido

Las mujeres wayúu consideran que el daño a su cultura es irreparable y exigen de nuevo respeto.

Población indígena wayúu en La Guajira
Población indígena wayúu en La Guajira.
AFP

Un colectivo de mujeres wayúu le pidió de nuevo al Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones que cancele definitivamente el programa de radio ‘Buenas Tardes con Fabio’ en el cual el locutor Fabio Zuleta y un supuesto palabrero hablaron, en tono de burla, sobre la compra de mujeres de esa comunidad. 

La líder indígena Indira Atencio reiteró que es necesario que existan verdaderas sanciones contra quienes degradaron el papel de la mujer wayúu. 

“Las mujeres indígenas exigimos que el programa sea sancionado, suspendido y retirado; pedimos al Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, que atienda nuestra solicitud porque se hizo apología al delito de violencia sexual y se incitó al comercio de las mujeres y niñas; nadie manda sobre nuestros cuerpos (...), no somos objeto ni de venta ni de burla”, sostuvo. 

Lea también: Confirman primer caso de coronavirus en la administración de William Dau

La solicitud se hizo en el marco del foro ‘Violencias Estructurales y Escenarios Mediáticos de Discriminación Contra los Pueblos Indígenas de Colombia: Caso Mujeres y Cultura  wayúu’, en el que participaron representantes de otras etnias del país. 

Y es que repudio sigue generando entre las comunidades indígenas el video en el que se habla sobre la venta de mujeres de esa comunidad a través de una entrevista que hizo parte del polémico programa de radio en la emisora Sistema Radial Cardenal de Valledupar. 

La petición al Gobierno ocurrió luego que se hubiese enviado una lista de peticiones tanto a Fabio Zuleta como a las directivas de la emisora donde éste labora, para resarcir el daño causado a la etnia y sanear la ofensa.

Entre otras cosas, solicitaron la construcción de varias esculturas un homenaje a la mujer wayúu, que deben ser ubicadas en sitios estratégicos en los municipios de Uribia, Manaure, Maicao y Riohacha.

“Los monumentos debe estar elaborados en bronce, los cuales deberán representar y simbolizar el valor, respeto de la mujer wayúu, llevando una placa que indique el hecho bochornoso, indicando las razones de la obra y señalando que ella constituye una reparación al pueblo wayúu, por parte del infractor”, señalaron. 

De otro lado, pidieron que el programa que dirige el implicado, salga del aire por un tiempo no menor a un año y que se produzca un espacio que debe ser emitido por todas las emisoras del 'Sistema Cardenal', donde Zuleta, se retracte de manera pública de todo lo expresado en el vídeo.

“Solicitamos que se despliegue un informe amplio de la cultura wayúu, especialmente sobre los temas abordados en el programa: la mujer, el matrimonio, la ofensa, la reparación y compensación, el warrara y el putchipü (palabrero), el cual deberá investigar a plenitud y a su propio albedrío el señor Fabio Zuleta”, añadieron los indígenas.

Rechazo

En un comunicado, el Consejo Superior de Palabreros, máximo órgano de la ley wayúu, reiteró el rechazo generalizado a las palabras expresadas por el humorista Fabio Zuleta y un palabrero indígena, a través de un vídeo que circula en redes sociales, en el que se habla de una supuesta compra y venta de mujeres de la etnia.

Le puede interesar: Puerta a puerta hacen pruebas de coronavirus en Cartagena

“El pueblo wayúu rechaza la burla, los improperios, atrocidades, el trato denigrante y difamación causados contra nuestra cultura y contra el honor, el pudor, la dignidad y la intimidad corpórea de la mujer, constituible en ofensa y agravio cultural”, dice la comunicación.

Para los palabreros, la actitud del humorista “lleva implícito un despropósito estigmatizador” que genera un impacto negativo para la cultura y amenaza los usos y costumbres ante posibles rechazos de la sociedad dada “la tergiversación de la realidad”.

Aclararon que la mujer wayúu no se vende y que por el contrario, representa el núcleo para las familias indígenas, ya que resguardan las tradiciones y heredan los clanes (eirrükos) a sus generaciones.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido