Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Nabusimake, capital de los pueblos ancestrales en la Sierra Nevada.
Nabusimake, capital de los pueblos ancestrales en la Sierra Nevada.
RCN Radio.

Voceros de la etnia wiwa hicieron un llamado a las autoridades nacionales para que se cumpla el fallo que emitió la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, para que se proteja a sus miembros de los grupos armados ilegales.

Esta comunidad, una de las cuatro que forman el pueblo indígena de la Sierra Nevada de Santa Marta, recordó que en el marco de la sesión de trabajo número 170 de la Organización de Estados Americanos (OEA), se reiteraron las medidas cautelares impuestas al Estado Colombiano para proteger al pueblo Wiwa en los departamentos de Magdalena, La Guajira y Cesar. 

Lea aquí: Indígenas awá exigen presencia del Estado y mantienen cerrada carretera Pasto-Tumaco

Así lo destacó Pedro Loperena, miembro de esta etnia, quien tuvo la oportunidad de intervenir en la sesión que se realizó en la sede principal de la OEA. “Los actores armados aún usan nuestro territorio como escondite, hay situaciones muy graves que suceden en torno a nuestro habitad; atentados a nuestros líderes y muchos intereses económicos como la minería ilegal”, destacó Loperena.

Según el líder comisionado por las autoridades ancestrales, la ratificación “llega en un momento de suma importancia, pues la comunidad atraviesa por una crisis social, económica y de seguridad bastante critica”.

Los habitantes de esta comunidad ancestral aseguraron que es un verdadero motivo de festejo esta ratificación. Sin embargo, tienen claro que hace falta el actuar del Gobierno Nacional frente a estas medidas, ya que en el pasado su cumplimiento no ha sido posible.

Otras noticias: Cerca de 7.000 indígenas víctimas del conflicto viven en Bogotá

Cabe recordar que el 4 de febrero de 2005 la CIDH otorgó medidas cautelares a favor de los miembros del pueblo indígena Wiwa de la Sierra Nevada de Santa Marta.

En ese entonces el pueblo, que también es conocido como Arzario, habría sido objeto de una serie de actos de violencia paramilitar, incluyendo el asesinato de aproximadamente 50 líderes indígenas, el desplazamiento forzado de más de 800 personas y la afectación que sufrirían sus derechos como resultado de la situación humanitaria de las comunidades de La Laguna, El Limón, Marokazo, Dudka, Linda y Potrerito.

En ese momento la Comisión solicitó al Estado de Colombia adoptar las medidas necesarias para proteger la vida y la integridad personal de los miembros del pueblo Wiwa, respetando su identidad cultural y protegiendo la especial relación que tienen con su territorio.

Le puede interesar: Continúan el desplazamiento de indígenas de Risaralda

De igual modo, la CIDH indicó al Gobierno que debería brindar atención humanitaria a las víctimas de desplazamiento y de la crisis alimentaria, en particular a las niñas y niños del pueblo indígena, así como concertar las medidas de protección colectiva, incluyendo la presencia de un defensor comunitario.

Aunque hoy en día los actores armados presentes en su territorio no son los mismos, los indígenas aseguran que es necesario adoptar las medidas necesarias a fin de terminar a los hechos de violencia y las amenazas proferidas en contra de su comunidad.

Comisión Interamericana de Derechos Humanos, protege a los wiwas
Comisión Interamericana de Derechos Humanos ordena mantener medidas cautelares de proteccion a los wiwas.
Cortesía comunidad wiwa
Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.