Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Región del Catatumbo
Colprensa

Un informe del Centro de Investigación de Educación Popular (Cinep) reveló las altas cifras de recrudecimiento de la violencia en la región del Catatumbo en el departamento de Norte de Santander, una zona históricamente azotada por el dominio de bandas criminales y de la guerrilla del ELN.

De acuerdo a información publicada en la página web del Cinep, pese a los esfuerzos de las autoridades para controlar la ilegalidad “se han reactivado los tráficos ilegales, en especial el de personas hacia el interior de Colombia y el sur del continente; 49 líderes sociales fueron amenazados, 10 asesinados y 5 secuestrados; se registraron 350 casos de desaparición forzada, 70 de ellos en la frontera; 29 civiles han sido secuestrados, tres en los últimos once días”.

Dicha información es preocupante al tomar como referencia que las autoridades hace algunos días anunciaron el aumento del pie de fuerza que ya cuenta con 12 mil soldados y 4 mil policías, por lo que “organizaciones de la zona se declararon altamente preocupadas por la medida”.

“La mayor preocupación de las organizaciones locales como la Fundación Progresar y el Comité de Integración Social del Catatumbo (Cisca) es la orden dada por el Gobierno nacional de aumentar la militarización de la zona, ya que el 20 de octubre se activaría una nueva fuerza de tarea rápida para la región”, destaca el Centro de Investigación.

“Esta medida ha sido implementada en ocasiones anteriores como en diciembre de 2017 cuando llegaron 6.000 hombres del Ejército a seis nuevos batallones, pero el empleo de dicha estrategia usualmente ha contraído altos picos de violencia”, dice el Cinep.

Según la información publicada por esta organización, “en el primer semestre de 2018, las cifras sobre violencia, tanto en Catatumbo como en Cúcuta, duplicaron los registros del mismo periodo en los años anteriores del Banco de Datos de Derechos Humanos y Violencia Política del Cinep”.

De acuerdo al informe “Catatumbo: La guerra sin tregua” que Cinep presentó con la revista Noche y Niebla, “de enero a junio de este año se registraron 599 víctimas y 656 casos de vulneración a derechos humanos y DIH en todo el país, 91 de ellos ocurrieron en Catatumbo”.

La investigación adelantada por esta institución, asegura que los permanentes enfrentamientos entre el ELN y el EPL y otros grupos armados que buscan el dominio de esa zona,  son los principales generadores de la violencia.

“Es decir, en Catatumbo hay un aumento en las infracciones al Derecho Internacional Humanitario Consuetudinario (DIHC) como parte de las acciones en la guerra entre guerrillas, grupos armados ilegales y fuerza estatal”, destaca.

En Cúcuta el panorama es diverso, pues los responsables de la violencia son grupos paramilitares, bandas criminales como los Rastrojos y las Águilas Negras, que controlan los tráficos y a la población”.

En el caso de Cúcuta, lo que se presenta es una permanente vulneración a los derechos humanos, en un escenario en el que no hay conflicto, pero sí violencia reiterativa.






 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.