Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

En calabozos de Fiscalía fue recluido hacker que habría espiado diálogos

Andrés Fernando Sepúlveda, el hombre detenido dentro de las investigaciones por el caso relacionado con la nueva oficina de interceptaciones ilegales allanada en Bogotá, fue recluido en las celdas del Bunker de la Fiscalía luego de que un juez le dictara medida de aseguramiento.

Su traslado se produjo en medio de un fuerte dispositivo de seguridad adelantado por agentes del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía, quien tiene a su cargo la vigilancia de Sepúlveda.

Luego de una diligencia que duró cuatro horas, la juez 49 de control de garantías dictó medida de aseguramiento contra el ingeniero Andrés Sepúlveda, y decidió que fuera remitido al Bunker, mientras se establece su responsabilidad en cuatro cargos relacionados con crímenes informativos de los que se declaró inocente.

La Fiscalía dijo tener prueba de que Sepúlveda logró vender, por una suma superior a los cien millones de pesos, información confidencial de los diálogos de paz adelantados en La Habana (Cuba) conseguida a través de la sala de interceptaciones.

El ente investigador sindicó a Sepúlveda de ser supuesto autor de los delitos de violación ilícita de comunicaciones, uso de software malicioso, interceptaciones de datos informáticos y espionaje.

Frente a esto, Luis Bernardo Alzate -abogado del imputado- indicó que se apeló la medida de aseguramiento en un intento por darle libertad a su defendido durante el proceso judicial y advirtió que Sepúlveda teme por su seguridad y la de su familia, debido a la gravedad de los cargos que se le imputan.

Durante la audiencia de imputación de cargos en el complejo judicial de Paloquemao, el hacker no admitió cargos por espionaje y violación ilícita de comunicaciones, uso de software malicioso e interceptaciones de datos informáticos.

Previamente se realizaron las audiencias de legalización de allanamiento de la sala de interceptaciones y la captura de Sepúlveda.