El juez segundo de conocimiento archivó el proceso penal al hacker ecuatoriano, Daniel Bajaña, por los delitos de espionaje y concierto para delinquir, procesado por las interceptaciones al exvicepresidente Francisco Santos durante la campaña presidencial de 2014.

Bajaña Barragán trabajaba para el hacker Andrés Fernando Sepúlveda, quien le dio la orden de ingresar ilegalmente al correo electrónico de Santos.

En medio del proceso se estableció que Bajaña nunca se concretó con Sepúlveda Ardila para afectar la seguridad de la nación, sino que realizaba el trabajo que le encomendaba el pirata informático.

El juez indicó no sólo archivar el proceso, sino que además le ordena regresar a su país una vez quede establecida la sentencia.