Guardianes del Inpec sorprendieron una paloma mensajera intentando ingresar a la cárcel de Cómbita (Boyacá), con un teléfono celular y una memoria USB amarrados en su lomo. El ave fue encontrada cerca a una de las garitas de vigilancia en el penal y transportaba los aparatos electrónicos a través de un dispositivo adaptado, el cual estaba amarrado al animal muy cerca de las alas. Tras ser atrapada, la paloma fue liberada una vez los guardianes del Inpec retiraron los elementos que llevaba consigo. De la misma forma el Instituto Penitenciario anunció la apertura de una investigación para determinar a quién estaba dirigido el teléfono celular y la memoria USB descubiertos por los funcionarios del Inpec.