Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Inpec suspende a dos funcionarios de La Picota por parranda vallenata de Tapia

El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, Inpec, suspendió de manera temporal al Comandante de Vigilancia y al Subdirector del Pabellón de Alta Seguridad de la Penitenciaria de La Picota, mientras avanza la investigación por la parranda vallenata realizada en esa cárcel el 15 de septiembre pasado y en la que participaron, entre otros internos, el contratista Emilio Tapia.

El Inpec insistió que esa fiesta vallenata hizo parte de la actividad cultural que se realizó el 15 de septiembre en el marco de las actividades de la Virgen de las Mercedes, pero con la investigación preliminar busca determinar si se realizaron acciones que atenten contra el reglamento interno del Establecimiento, en especial las que hacen referencia al uso de celulares y el ingreso de licor.

El Inpec también determinó suspender temporalmente las negociaciones que se adelantan con el sindicato de la cárcel de La Picota mientras avanzan las investigaciones.

Estas medidas se mantendrán hasta establecer que las actividades programadas para ese día, se realizaron cumpliendo con todos los protocolos establecidos para tal fin.

Esta fiesta fue relvada por la revista Semana que publicó varios videos donde se observa un grupo de cinco músicos vallenatos que instalaron bafles en el gimnasio del pabellón de alta seguridad de La Picota, y en ella se ve la participación de Emilio Tapia y otros internos como Reginaldo Bary, condenado por el desfalco de Dragacol; Antonio o Veneco, un venezolano procesado por narcotráfico; tres ex paramilitares, José Gelves Albarracín, Francisco Taborda alias ‘Nike’ y Juan Monsalve.

Según la revista varios de los internos, entre ellos el propio Emilio Tapia y el paramilitar Monsalve, chatean por sus Black Berry y se toman fotos tranquilamente mientras escuchaban al grupo vallenato, pese a que el ingreso de celulares está prohibido e indica que otro detenido habría coordinado el ingreso de licor para esa parranda y para el suministro constante en el pabellón del a Picota.