Foto: Colprensa - Sofía Toscano

La Comisión Primera de la Cámara de Representantes fue escenario este miércoles de un intenso debate al proyecto de referendo que pretendía llevar a las urnas la prohibición para que niños en condición de abandono puedan ser adoptados por parte de parejas del mismo sexo y personas solteras, y que finalmente fue derrotado con 20 votos en contra y 12 a favor.

Las posiciones a favor y en contra de la iniciativa se comenzaron a escuchar desde la media mañana en la célula legislativa y hasta pasadas las 7 de la noche, en la que varios funcionarios del gobierno y de otras entidades del Estado reiteraron su posición en contra, frente al proyecto que promovía la senadora cristiana Viviane Morales, que milita en el partido Liberal.

La delegada de la Defensoría del Pueblo, Paula Robledo, aseguró que esta entidad rechazaba el proyecto y advirtió que si la Cámara lo aprobaba, se estaría extra limitando en sus funciones.

“Se están sustituyendo los derechos, los pilares fundamentales como la dignidad humana, el respeto y el reconocimiento de la diversidad, la obligación de aplicar el principio del interés superior de la infancia, la obligación de defender a poblaciones que han sido discriminadas. Señores y señoras representantes a la Cámara, no excedan el poder de reforma constitucional”, advirtió Robledo.

La viceministra del Hacienda, Ximena Cadena, reiteró su consideración de que no era viable el proyecto de referendo por sus altos costos que se calculaban en unos 280 mil millones de pesos.

El ministro de Salud, Alejandro Gaviria, aseguró durante su intervención que no hay ningún estudio ni prueba científica que señale que la adopción por parte de parejas del mismo sexo tenga alguna repercusión negativa sobre los menores.

Por el contrario, señaló, se ha dicho que no hay diferencia entre la crianza de un niño por parte de parejas heterosexuales u homosexuales.

Medios tergiversan el tema: promotores

El presidente de la Cámara, Miguel Ángel Pinto, -coordinador ponente de la iniciativa y quien le dio su voto positivo- aseguró que la única manera de definir democráticamente las diferencias que genera este proyecto es a través del mecanismo democrático del referendo.

“Yo quiero ver cómo le vamos a explicar al país que el Congreso, que dice representarlo hoy, le va a decir al pueblo colombiano quienes acompañen al no, que es incapaz de tomar decisiones para unas cosas y para otras sí”, dijo.

Agregó que “para unas cosas les vamos a dar la mayoría de edad para que los consultemos en los temas que nos convienen, pero para los temas con los que no estamos de acuerdo no le vamos a preguntar al pueblo si la soberanía radica precisamente en eso”.

Al llegar el turno de los promotores del referendo contra la adopción, la senadora Morales aseguró que desde su despacho no se trató de presionar a nadie para votar en un sentido u otro el proyecto.

"Y ese es el valor de la democracia deliberativa. Es más, a los que están señalando que esto es terrible, que no se puede hacer, pues yo les digo: si dicen que la sociedad ha cambiado tanto por qué no dejan que la sociedad se tome su propia 'selfie'", dijo la congresista, quien confesa la creencia cristiana.

Y añadió: "Que no sea la Corte Constitucional (...)  si la nueva composición de la sociedad es tan distinta déjenla manifestarse en las urnas. Qué miedo le tienen a que la sociedad misma demuestre que ha cambiado como pretenden decir que ha cambiado".

A su turno el esposo de la congresista, Carlos Alonso Lucio, arremetió durante su intervención contra los medios de comunicación al asegurar que muchos han tergiversado el debate.

Aseguró que muchos de ellos deberían retractarse de los comentarios ofensivos que han hecho contra quienes sí apoyaron la iniciativa de Viviane Morales.

“Han hecho aparecer esta iniciativa del pueblo como la arbitrariedad y la locura de la senadora Vivian Morales, que se le ocurrió quién sabe por qué, tal vez por su supuesto fanatismo religioso han dicho muchos medios. Incluso, han dicho que se pretende con este proyecto engañar a los ciudadanos obligándolos a otra iniciativa que viola los derechos fundamentales de una minoría reprimida. Es necesario que estos medios se retracten”, precisó Lucio en su intervención.

Posterior a estas declaraciones, los congresistas iniciaron sus intervenciones dejando claro, hasta el momento, que cinco legisladores conservadores anunciaron su voto en contra de la iniciativa; ocho del partido liberal y la mayoría del partido de la U también expresaron su voto negativo para que se hunda la iniciativa.

Por RCN Radio