Foto: Cortesía Personería Distrital de Cartagena.

La Personería Distrital de Cartagena, en acompañamiento del Icbf y la Policía Metropolitana de Cartagena, adelantó la intervención al Centro de Rehabilitación de Adiciones 'Nueva Vida en Cristo' ubicado en el barrio El Ecuador, ante denuncias de presuntas irregularidades y vulneración de derechos a pacientes. De acuerdo con el delegado del Ministerio Público en la ciudad, William Matson, en el lugar se encontraban cerca de 25 personas, de los cuales, tres son menores de edad y dos adultos mayores. Detalló el servidor público que tras una inspección a las instalaciones y revisión al tratamiento que desde ese centro se brinda a los pacientes, se observó con preocupación que las personas con problemas de adición a sustancia psicoactivas estaban en contacto directo e inclusive compartían habitaciones con aquellos con problemas psiquiátricos. "Eso nos permitía afirmar que no podían estar todos esos pacientes revueltos. Hay unos protocolos que no se están cumpliendo por parte de ese centro de rehabilitación, entre otras cosas porque no está habilitado por el Dadis", expresó. En lo que respecta a los menores, Lenny Cuello, directora seccional del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), manifestó que uno de los internados en dicho centro, se encontró en malas condiciones, lo que llevó a la entidad a tomarlo bajo protección e iniciar los trámites para que éste sea trasladado a un centro asistencial. "Un joven de 17 años que se encontraba bajo el efecto de algún tipo de medicamento en esta institución. Este joven inicialmente tomado bajo protección, se entregó a los familias con algunas recomendaciones e igualmente se hizo la remisión a salud para principalmente para algún tipo de desintoxicación por los medicamentos bajo los cuales se encontraba y una revisión al estado de nutrición porque presenta algún tipo de mal nutrición", señaló. El Centro de Rehabilitación, de carácter privado y que pertenece una iglesia cristiana, no cuenta con los permisos exigidos para prestar dicho servicio, por lo que la Personería Distrital puso en conocimiento a la autoridad de salud de la ciudad (Dadis), para que haga una revisión de la situación legal y normativo para el funcionamiento del mismo.