La investigación que abrió la Procuraduría en contra del ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, y la cúpula por la supuesta desmilitarización del municipio de Conejo en La Guajira para la pedagogía armada de las Farc, desató controversia al interior del Congreso sobre las acciones de la Fuerza Pública.
Para el senador Antonio Navarro, el jefe del Ministerio Público está perdiendo el tiempo con estas indagaciones.
"Es falta de oficio del procurador, mejor que se ponga a averiguar por qué hay tantos contratos con un solo proponente en el país, eso sí es grave porque cuesta billones de pesos", señaló.
La representante Uribista María Fernanda Cabal afirmó que son vergonzosas las actuaciones del ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas.
"En Conejo dejaron a la población desprotegida, a campesinos e indígenas a manos de actores armados auspiciados por la Cruz Roja y eso es inaudito. Menos mal, a pesar de la desfachatez, todavía hay estado de derecho", añadió.
El senador Iván Cepeda considera que el procurador Alejandro Ordóñez busca torpedear los diálogos que se adelantan en La Habana entre el Gobierno y las Farc.
"Este es un intento de última hora del procurador por hacerle daño al proceso de paz, ya que está viendo con tristeza que el proceso se consolida", señaló.
Sin embargo, la senadora Claudia López afirmó que son bienvenidas las investigaciones de los organismos de control para evitar los errores del pasado.
"Me parece bien, yo creo que hay que prender todas las alarmas cuando hay incumplimientos en el proceso de paz y parte de que esto salga bien es que no cometamos los errores del pasado, cuando había abusos y no pasaba nada", dijo.
El Gobierno Nacional ha dicho que jamás ordenó el despeje de esa zona del país para que las Farc pudieran hacer presencia en La Guajira.