Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Investigan robo en Embajada de Honduras durante fiesta con prostitutas

<b>El comandante Operativo de la Policía de Bogotá, coronel José Baquero,</b> indicó en RCN La Radio que a partir de testimonios de los vecinos se iniciaron las indagaciones para establecer las circunstancias del supuesto robo en la Embajada de Honduras en la capital colombiana, durante una fiesta celebrada la noche del 21 de diciembre de 2012, reunión a la que habrían sido llevadas dos prostitutas por parte de un funcionario de la sede diplomática.

El oficial reveló que "se recibió una llamada el 21 de diciembre en la que se advertía de unas posibles anomalías en la Embajada de Honduras".

Dijo que "la Policía acudió al llamado y fue recibida por un funcionario de la Embajada de Honduras, quien manifestó que se hizo una fiesta y que se encontraban extraviados unos equipos de cómputo y de telefonía celular".

Recordó que de inmediato se puso a disposición un equipo especial de la Policía, pero señaló que el funcionario hondureño le informó que no formularían ningún tipo de denuncia, tras indicar que el tema sería manejado internamente por el Gobierno de su país.

"Estamos tratando de establecer el caso de las dos mujeres que se dedican a la prostitución y que entraron a la Embajada. Estamos tratando de recoger más información sobre el tema", anotó el coronel Baquero.

Precisó que "lo que hemos podido averiguar es que dos mujeres que se dedican a la prostitución, quienes fueron contactadas por un funcionario de la Embajada de Honduras, las cuales fueron contactadas en el sector de Chapinero, entraron en un vehículo a la sede diplomática en horas de la noche".

Según informó el diario elheraldo.hn, el hondureño Jorge Mendoza fue quien realizó la fiesta y llevó presuntamente a las prostitutas, quienes después habrían robado computadores y teléfonos móviles.

La públicación indicó que el 21 de diciembre la sorpresa por parte del personal de la embajada fue grande al ver el lugar en total desorden con botellas de licor, papel regado y oficinas abiertas.

De acuerdo con el diario hondureño, la sorpresa no término ahí. Los empleados se dieron cuenta que faltaban varios computadores, teléfonos móviles y otros equipos.

El embajador de Honduras en Colombia, Carlos Humberto Rodríguez, ha preferido mantener la situación en silencio y no se ha pronunciado sobre este tema.