El Invima aprobó el primer medicamento hecho a base de cannabis para ser comercializado en el país, se llama Sativex y está indicado para pacientes con esclerosis múltiple.

El medicamento está elaborado con componentes como el tetrahidrocannaninol y el cannabidiol y sirve para combatir el dolor y la tensión que se genera en los músculos de las personas que la padecen.

Javier Guzmán, director del Invima, aclaró que este medicamento ya superó la primera fase, mediante un proceso de verificación de una sala especializada que posteriormente generó que la entidad le diera el visto bueno.

"Luego entra a un proceso de revisión farmacéutica y es básicamente mirar que el laboratorio tenga buenas prácticas de manufactura. La decisión es importante pero no es el punto final para iniciar la comercialización, todavía falta una segunda fase, en donde se hace la aprobación de laboratorio, de las prácticas de manufactura y la evaluación farmacéutica", agregó Guzmán.

El medicamento se administra vía oral y es producido en un laboratorio británico.

Tres meses después de que el Gobierno expidiera mediante un decreto la reglamentación del uso de la planta con fines medicinales, este es el primer medicamento que se aprueba para ser comercializado en el país.