El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) emitió una nueva alerta sanitaria por un lote de atún que fue distribuido en varios almacenes Carulla del país y que excede los niveles de mercurio permitidos.

Este nuevo lote de atún fue distribuido mayoritariamente en ciudades como Bogotá, Barranquilla, Medellín, Cali y Pereira y tenía 12.320 latas con niveles de 2.0 miligramos sobre kilogramo, incumpliendo el límite establecido de 1.0 miligramos sobre kilogramo.

El Invima recomendó a los consumidores que hayan adquirido el producto de lomitos de atún al natural en aceite, producidos por el Gralco S.A, abstenerse de consumirlos.

Por su parte, Van Camps aseguró que es necesario emitir este tipo de alertas y reiteró que consumir atún con niveles altos de mercurio no hace daño a la salud. (Lea aquí: Invima tendrá que responder en el Congreso por lotes de atún contaminados con mercurio)

Emilia Paz, técnica de Van Camps, afirmó que se debería cambiar la regulación en el país y que la situación obedece al cambio de metodología de medición.

La funcionaria dijo que "los estudios demuestran lo saludable que es el atún y las normas en Colombia son restrictivas con respecto a las de la FDA, a las normas de la Unión Europea y a la norma japonesa".

Sin embargo, señaló que se está trabajando para modificar la norma en Colombia. "Es un trabajo que se está haciendo, están trabajando funcionarios del Invima y es un trabajo de precaución pero hay que llegar no solo a establecer un límite sino también a hacer recomendaciones de consumo y de los beneficios que tiene el atún, particularmente en sus relaciones selenio-mercurio".