Cargando contenido

Tanto el tribunal de paz como el Ministerio Público, expresaron su preocupación por el asesinato de líderes sociales en el país.

Patricia Linares, presidenta de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP)
Patricia Linares, presidenta de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).
AFP

En un pronunciamiento conjunto, la presidenta de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), Patricia Linares y el procurador General de la Nación, Fernando Carrillo, rechazaron el crimen del palabrero Wayúu José Manuel Pana Epieyú, que se registró en La Guajira.

Lea también'Canoso' y 'Monoleche' declararán en proceso de manipulación de testigos

Ambos manifestaron además su preocupación tras el homicidio, que atenta contra esta etnia del norte del país. Resaltaron que el líder indígena, como integrante de la Junta Mayor de Palabreros, participó del Encuentro Voces de las Víctimas, que se realizó en la ciudad de Riohacha el pasado mes de agosto.

"Su participación en ese encuentro, así como la de otros palabreros y líderes de comunidades indígenas y étnicas de la región Caribe, fue fundamental en la tarea de compartir y resolver inquietudes de las víctimas del conflicto sobre sus derechos, en el sistema de justicia transicional", señalaron en uno de los apartes del comunicado.

Agregaron también que "el señor Pana Epieyú se destacó, a lo largo de su vida, como una figura central en los procesos de resolución pacífica de conflictos, especialmente en la comunidad de Jurpimana, en Maicao".

La víctima influyó directamente en los procesos de construcción del sistema normativo Wayúu, además de la socialización entre los afectados por el conflicto armado de las resoluciones emitidas en el marco de la justicia transicional.

Como palabrero, sirvió de intermediario y de interlocutor entre las decisiones de la JEP y las comunidades, para explicarles en sus términos castizos, lo que sucedía dentro del régimen de condicionalidad y la expedición de amnistías, en el proceso de esclarecimiento de la verdad.

"La Presidenta de la JEP compartió con Alberto Brunori, director de la Oficina en Colombia de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la indignación y preocupación por este y por los demás crímenes de líderes sociales", señalaron en el comunicado.

Finalmente, tanto la justicia transicional como el Ministerio Público, pidieron que se avance en las investigaciones para evitar que el crimen del líder indígena, quede impune.

Lea además - "Hay un largo camino por recorrer": ONU sobre mujeres en la política colombiana

"Desde la JEP y la Procuraduría General hacemos un llamado a la Fiscalía y a las autoridades de policía para que avancen en las investigaciones, se garantice la sanción de los responsables del asesinato del palabrero Pana Epieyú y se eviten nuevas victimizaciones", apuntaron.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido