Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Denuncian inseguridad y venta de drogas en U. Distrital, donde fue violada una estudiante

Más de 300 estudiantes, profesores y directivos se reunieron en la sede de La Macarena de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, con el objetivo de protestar por la violación de una joven de 22 años ocurrida el pasado 19 de septiembre al interior de la Institución.

Durante el plantón, varios estudiantes aseguraron que no era la primera vez que pasaba, y prefirieron mantener la identidad de su compañera en total anonimato, debido a que “si tocan a una, nos tocan a todas. No es el primer caso de violación que ocurre, porque ya llevamos siete casos sistemáticos en menos de dos años, y las directivas no se pronuncian”, expresó una de las estudiantes que lideraba el plantón.

En el evento, los jóvenes también aseguraron que la inseguridad en el sector de “El Bosque”, donde aparentemente habría ocurrido la violación, no era la única problemática que tenían, puesto que el expendio de drogas y los robos eran una constante, de la cual, según ellos, las directivas tenían pleno conocimiento.

Uno de los “De hecho, mucha gente en el Centro de Bogotá sabe que entra a La Macarena a comprar drogas, y no es un secreto para nadie. Las directivas saben en quién y en dónde radica el problema”.

Necesitamos una disposición de las directivas para controlar el tema del microtráfico al interior de la Universidad. No ha habido disposición por parte de ellas porque pareciera que existieran vínculos entre esa venta y la administración porque se aumenta el pie de fuerza de celadores, pero nunca se usa para combatir estas situaciones, sino para perseguir a los grupos políticos que hay al interior de la sede”, aseguró otro de los líderes.

Sin embargo, existe una confusión entre los estudiantes sobre quiénes podrían ser los distribuidores de droga, porque aunque algunos afirman que son personas externas que llegan a vender sustancias psicoactivas en esta zona, otros aseguran que son “estudiantes que tienen vínculos con organizaciones criminales, y que nos amenazan en muchas ocasiones”, los que están traficando con drogas al interior de la Distrital.

Los estudiantes expresaron que no son ellos los que están vendiendo y distribuyendo esas sustancias, sino que son personas ajenas a la Universidad, quienes entran a comercializarlas.

La conclusión de la actividad de este martes fue el acuerdo de una reunión el próximo 21 de octubre con las directivas de la Universidad Distrital, y los estudiantes, en la que se plantearán las ideas que tienen ellos para combatir la inseguridad y el tráfico de drogas al interior de la sede del centro educativo.